Internacionales

París, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Una falsa alarma de ébola ocurrió el miércoles en un avión de Air France durante un vuelo entre la ciudad de Lagos, Nigeria, y París, cuando un pasajero sufrió súbitos malestares estomacales y fiebre.

El viajero es originario de una región nigeriana afectada por la epidemia, indicaron fuentes de la empresa.

Cuando el aparato, un A 330, aterrizó en la terminal aérea de Roissy-Charles De Gaulle, fue conducido a un lugar apartado de la pista y aislado hasta que personal especializado lo abordó para evacuar al enfermo.

El servicio médico de la línea aérea descartó un caso de fiebre hemorrágica y señaló que se trataba de una gastroenteritis común.

Mientras, Françoise Weber, directora adjunta del Ministerio de Salud, explicó que la tripulación de la nave informó durante el vuelo de los problemas de salud del pasajero.

«Hubo intercambios entre el personal del avión, los servicios de urgencias médicas y el Instituto de Vigilancia Sanitaria para evaluar el caso. Al arribo se constató la inexistencia de un posible caso de ébola», precisó la funcionaria. Según datos de la Organización Mundial de la Salud, desde el comienzo del brote de esa enfermedad en marzo pasado en África Occidental ya se registraron mil 229 muertos y dos mil 240 contagiados.

Personal de a bordo de Air France ha expresado su inquietud por los vuelos diarios a Conakry, capital de Guinea, y de cuatro veces por semana a Freetown, en Sierra Leona, dos países muy afectados por la epidemia.

Conakry fue declarada como destino de riesgo por el Comité de Higiene, Seguridad y Condiciones de Trabajo de la firma y los trabajadores tienen derecho a no presentarse a un viaje con esa dirección.

Varios vuelos fueron anulados por falta de personal, dijo Patrick Henry-Haye, miembro del sindicato nacional del grupo Air France.

El Ministerio de Salud recordó este miércoles que hasta hoy no existe ningún caso registrado de ébola en Francia.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas