Internacionales

Teherán, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Irán acepta la supervisión del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sólo dentro del ámbito del Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear, pero descarta negociar su capacidad defensiva, advirtió el presidente Hassan Rouhani.

En una reunión en esta capital con el director general del OIEA, el japonés Yukiya Amano, Rouhani afirmó que la república islámica ha dado pasos para mostrar más transparencia en su programa nuclear, y en ese sentido cedió a que inspectores foráneos visiten instalaciones.

Sin embargo, fue categórico en subrayar que la capacidad de defensa con misiles «no es negociable bajo ninguna circunstancia» y las verificaciones se ciñen al ámbito del TNP, «y no más allá».

Agregó que en caso de que Irán llegue a un acuerdo final con el Grupo 5+1 (los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU más Alemania), continuará el enriquecimiento de uranio hasta el nivel requerido y la otra parte deberá levantar todas las sanciones.

El país persa y las seis potencias mundiales del G5+1 firmaron en noviembre de 2013 un acuerdo interino, conocido como Plan de Acción Conjunta de Ginebra, que tuvo una vigencia inicial de seis meses hasta el 20 de julio pasado, pero accedieron a prorrogar las tratativas por otros cuatro meses.

Rouhani reiteró que las armas de destrucción masiva no tienen cabida en la doctrina defensiva iraní y el eventual acuerdo final que se alcance con el G5+1 será una especie de «juego en el que ambas partes ganarán y ayudarán a fomentar la paz y la estabilidad en la región y en el mundo entero».

Por su lado, Amano remarcó el compromiso del OIEA a resolver todos los temas pendientes de consenso entre los negociadores nucleares y apreció de modo muy positivo la cooperación de Teherán con esa agencia de la ONU.

Expresó, sin embargo, que el ente mundial no está satisfecho con la prolongación de las negociaciones hasta noviembre próximo, pero confía en que los temas sin solución queden resueltos en un plazo razonable y mediante estrecha cooperación entre las partes.

Tras reunirse con el jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Alí Akbar Salehi, el directivo de nacionalidad nipona valoró de útiles los contactos sostenidos con el mandatario persa y con el canciller, Mohammad Javad Zarif.

Destacó que esta fue su primera visita a Irán desde que el país suscribió el acuerdo de seis puntos con el OIEA el 11 de noviembre del año pasado, y elogió la posición de las autoridades persas de implementar el marco de cooperación bilateral para disipar dudas sobre esa materia.

Reveló que discutió con sus anfitriones iraníes sobre la producción de detonadores de explosión-bridgewire, conocidos por las siglas EBW, y recibió información de Teherán sobre el particular, a la vez que propuso mecanismos para coordinar la fabricación de esos artefactos con apoyo del OIEA.

Los detonadores EBW son utilizados para iniciar la reacción de detonación en los materiales explosivos, similar a un casquillo de voladura en el que se dispara usando una corriente eléctrica.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas