Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Un nuevo video publicado el martes en el cual se puede escuchar una ráfaga de disparos, podría ser clave en la investigación sobre el asesinato a tiros de un joven negro en la localidad estadounidense de Ferguson.

La grabación fue difundida un día después de los funerales de Michael Brown, un adolescente de 18 años ultimado por seis balazos por el agente de policía blanco Darren Wilson en ese suburbio del área metropolitana de San Luis, estado de Missouri.

Según un reporte de la cadena CNN, la Oficina Federal de Investigaciones (FBI, siglas en inglés) interrogó a un testigo que pidió el anonimato, quien registró el momento en que Wilson le disparaba a Brown.

La víspera miles de personas rindieron homenaje en San Luis a Brown, después de más de dos semanas de protestas que dejaron al descubierto las heridas raciales aún abiertas en el país, a juicio de observadores.

Bajo fuertes medidas de seguridad se congregaron más de siete mil personas en la iglesia bautista Friendly Temple Missionary y sus alrededores, donde se realizó la ceremonia fúnebre.

Entre las personalidades que asistieron estuvieron el líder de los derechos civiles Al Sharpton, el reverendo Jesse Jackson, el cantante de rap Snoop Dogg y el director de cine Spike Lee.

También se encontraban allí los tres funcionarios enviados por el presidente Barack Obama.

El abogado de la familia, Bejamin Crump, expresó que «los padres de Michael Brown agradecen la cascada de apoyos y la atención nacional que ha engendrado la muerte injusta de su hijo».

Una encuesta del centro Pew y del diario USA Today reveló que la mayoría de los estadounidenses, especialmente los negros, están en contra de la actuación de la policía federal y en particular con el tratamiento desigual según el color de la piel.

Las manifestaciones en Ferguson, municipalidad de unos 21 habitantes en su mayoría negros, fueron reprimidas con equipos antimotines, gases lacrimógenos, balas de goma y otros medios, y se saldaron con casi un centenar de arrestos, incluidos periodistas.

Un gran jurado decidirá si procesará a Wilson, de 28 años, pero hasta el momento solo fue suspendido de sus funciones y mantiene su placa.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas