Internacionales

Moscú, (Servicio especiales de Vanguardia del Pueblo) La representación de Rusia ante la Alianza del Atlántico Norte (OTAN) advirtió que responderá a las amenazas de ese bloque militar contra su seguridad en las proximidades de sus fronteras, destacan aquí medios periodísticos.

En un comunicado oficial divulgado en los espacios informativos de la televisión local, a representación rusa a esa reunión afirmó que Moscú reforzará su sistema defensivo en respuesta al incremento de las acciones de la OTAN en el este de Europa.

Al comentar declaraciones del secretario general de la alianza noratlántica, Anders Fohg Rasmussen, el texto explica que una mayor presencia militar de esa entidad en Europa del este dañaría la estabilidad euroatlántica.

Rusia responderá a las acciones de la OTAN para garantizar su seguridad, añade el documento.

El comunicado censura a los líderes de esa estructura político-militar por manipular términos como «rotación» y «colaboración estratégica» para confundir y tratar de mantener una presencia permanente en el este.

«Parece que la OTAN considera a Rusia no como un socio, sino como una fuerza hostil», refiere el comunicado citado también por la prensa escrita.

Sobre la base de supuestos datos de inteligencia, Rasmussen culpó a Rusia de la inestabilidad originada en Ucrania tras el derrocamiento del presidente Víktor Yanukóvich, ocurrido el 22 de febrero con el respaldo de Estados Unidos y la Unión Europea.

Las referencias a numerosos datos de inteligencia no tienen sentido si no están confirmadas por los hechos, responde la representación de Moscú en la OTAN.

Recientemente, la oficina del secretario general del pacto integrado por Estados Unidos y sus aliados europeos confirmó que por primera vez serán desplegadas tropas en nuevas bases emplazadas en países de Europa del Este.

En la próxima semana sesionará en Gales una cumbre de la OTAN donde las partes tratarán de zanjar discrepancias para desplegar tropas en la frontera con Rusia.

Washington y Londres presionan para lograr la aceptación de Francia, Italia y España, se pronuncian contra esa medida, mientras que Alemania mantiene una postura neutral, comentaron fuentes políticas en Moscú.

Los principales mandos del Ministerio de Defensa ruso han denunciado el creciente número de aviones, unidades navales y efectivos de la Alianza Atlántica en los países del Báltico, Polonia y en el mar Negro.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas