Internacionales

Obama reclama alza de salario mínimo durante Día del Trabajo en EE.UU.

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, volvió a criticar al Congreso por su pasividad para aprobar un alza en el salario mínimo federal, durante la jornada cuando el país celebra el Día del Trabajo (Labor Day).

A juicio del mandatario, el incremento del salario mínimo de 7,25 a 10,10 dólares la hora servirá para reforzar la recuperación económica y la condición de millones de trabajadores estadounidenses, algo en lo que prometió seguir insistiendo al intervenir en un acto sindical en Milwaukee, estado de Wisconsin.

Obama culpó al Congreso por la demora en la decisión y advirtió que si los republicanos se hacen del control de ambas cámaras legislativas durante las elecciones de noviembre, la iniciativa se verá aún más comprometida.

Reiteró que recurrirá a sus poderes ejecutivos a fin de tomar medidas paliativas, en caso de que persista la parálisis actual en el Capitolio.

El Día del Trabajo en Estados Unidos se celebra el primer lunes de septiembre y es una fecha con la cual se busca reconocer los derechos de la clase trabajadora en todo el país.

La festividad tiene su origen en un desfile celebrado el 5 de septiembre de 1882 en Nueva York, organizado por la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (Knights of Labor), quienes se inspiraron en un evento similar realizado en Toronto, Canadá.

En esta nación el 1 de mayo no constituye una fecha de celebración como ocurre en el resto del mundo; algo que resulta paradójico, pues la ciudad de Chicago constituyó el origen de la conmemoración del día internacional de los trabajadores.

En su habitual mensaje por radio e Internet, el pasado sábado, Obama demandó a los gobiernos estaduales elevar el salario mínimo y argumentó que la medida beneficiará a 28 millones de ciudadanos, contribuirá a generar más y mejores empleos remunerados y fortalecerá el crecimiento de la clase media.

La apelación de la Casa Blanca ocurre a pocos días de que el Congreso reanude sus actividades tras un receso de cinco semanas y en momentos en que los republicanos en ese foro evitan votar una iniciativa para incrementar los sueldos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas