Internacionales

Bridgetown, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Ocho meses después que se detectara el primer caso del virus Chikungunya en el Caribe, autoridades sanitarias advirtieron sobre el impacto y los riesgos que corre la región con la inminente propagación de esa enfermedad.

La Agencia de Salud Pública del Caribe (Carpha, por siglas en inglés), urgió a los países de la zona a alistarse y arreciar las medidas para evitar una mayor proliferación del virus.

El director ejecutivo de la entidad, James Hospedales, aseguró en declaraciones a la prensa que casi todos los miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom) ya reportan casos de contagiados.

«Hay un total de más de nueve mil pacientes confirmados y un estimado de más de 600 mil sospechosos, además de 37 fallecidos por esa enfermedad, detalló.

El funcionario llamó a las administraciones del área a revisar los planes de protección sanitaria mientras reconoció la labor de los gobiernos del Caribe al tratar con el virus.

Chikungunya es una enfermedad viral, trasmitida principalmente por el mosquito Aedes aegypti y similar al dengue, con síntomas que incluyen fiebre alta repentina, dolor intenso en las muñecas, los tobillos o los nudillos, cefalea, náuseas y erupción cutánea.

En diciembre pasado, Carpha, con sede en Trinidad y Tobago, extendió la notificación de los primeros 10 casos de infectados confirmados en la parte francesa de la isla caribeña de Saint Martin.

Por su parte Hospedales advirtió que con una población de 17 millones de personas, la región se encuentra todavía en las primeras etapas del virus, cuya plena floración «está aún por venir».

últimas Noticias
Noticias Relacionadas