Hablan los hechos

El Partido de la Liberación Dominicana, como organización política de vanguardia, desde su fundación ha estado consciente de la importancia de la educación para que el pueblo dominicano pueda alcanzar su bienestar.

La vocación docente del profesor Juan Bosch ha estado presente de forma prioritaria en cada acto de gobierno durante los periodos en que le ha tocado gobernar al PLD, la organización que dentro y fuera del poder, más ha invertido en la enseñanza pública.

Los esfuerzos más recientes en esa dirección han correspondido al Presidente Danilo Medina, miembro del Comité Político del PLD, quien desde la campaña política se comprometió a destinar los recursos establecidos en la Ley General de Educación con resultados a la vista.

Han sido esfuerzos constantes y sostenidos desde que la organización fundada por Bosch alcanzara el poder en el año en las elecciones generales de 1996, llevando como candidato presidencial a Leonel Fernández Reyna.

El rescate del sistema educativo tocó todos los aspectos fundamentales como la dignificación del magisterio, la infraestructura, el equipamiento y la motivación al estudio, dentro de un ambiente de modernización que actualizó el curriculum, entregó gratuitamente los libros e introdujo la tecnología de la información y la comunicación al proceso de enseñanza-aprendizaje. Las computadoras, las pizarras electrónicas, y los recursos informáticos hoy son elementos habituales en las aulas.

Es cierto que todavía están pendientes muchas mejoras, pero es indiscutible que el gobierno que encabeza el Presidente Medina, avanza en la dirección correcta y está acometiendo las acciones que nos proveerán de mecanismos eficientes para hacer de los dominicanos hombres y mujeres preparados para un buen presente y un mejor porvenir.

Sólo habría que mencionar el impacto de la tanda escolar extendida, que trasciende en mucho el ámbito escolar para beneficiar a toda la familia y a las miles de personas de alguna manera vinculada a esta innovación que asegura alimentación, enseñanza, tranquilidad y progreso a los más pobres.

Es el tiempo en que los padres no tienen que preocuparse por los libros, los uniformes ni la alimentación para enviar sus hijos a las escuelas, convertidas en lugares placenteros y adecuados para construir futuro.

También es la ocasión de la armonía y la unidad de propósitos entre las autoridades y un magisterio motivado y bien dirigido hacia los más nobles objetivos a favor de nuestros niños y jóvenes, cuando desde el gobierno se impulsa la más grande jornada por la erradicación del analfabetismo de la patria quisqueyana.

La lucha contra la pobreza y por el desarrollo nacional, está encarnada en el trabajo por una educación de calidad para todos para lo cual se ha convocado al país entero, que de alguna manera ha dicho presente de forma entusiasta.

Apoyo extraordinario e impulso a la calidad

El Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio (Inafocam) es una de las herramientas en que se apoya el Ministerio de Educación para seguir avanzando en el mejoramiento de la calidad, mediante la actualización permanente de los maestros.

En este esquema también desempeña su papel el Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología, que ha procurado la modernización de los programas universitarios para garantizar la adecuada selección de los candidatos a docentes y la mejor formación de los futuros profesores.

La selección por concurso de los aspirantes a maestros es otro mecanismo aplicado de forma rigurosa para asegurar que los mejores cuadros sean los que vayan a las aulas en las diferentes especialidades docentes.

También se han preocupado las autoridades peledeistas por compensar económica y socialmente al maestro, incentivándolo por su desempeño y su nivel profesional, además otorgarle las mayores facilidades para que pueda ampliar su preparación.

Ciertamente, bajo la dirección del Partido de la Liberación Dominicana, el Estado Dominicano ha implementado avances extraordinarios en el sistema educativo de la nación, acordes con los lineamientos trazados desde entidades y conclaves multilaterales.

En efecto, un análisis del libro de Barbara Bruns y Javier Luque (2014): “Docentes excelentes: Cómo mejorar el aprendizaje en América Latina y el Caribe”, auspiciado por el Banco Mundial permite comprobar el enfoque correcto en el abordaje de la problemática educativa por parte de los gobiernos del PLD.

Desde su llegada al poder, en 1996, el PLD se empleó en una ardua tarea de mejorar las condiciones de docencia, con la introducción de la Informática Educativa, ampliación y enriquecimiento de la Alimentación Escolar, construcción de nuevas aulas y reparación de las existentes y Transformación Curricular.

Pero, consciente de que la mayor incidencia en la eficiencia de la enseñanza depende de la calidad de los profesores en aulas, tanto los gobiernos encabezados por el anterior presidente Leonel Fernández, como por el actual, Danilo Medina han dado gran impulso a los programas de capacitación magisterial y mejorado notablemente las condiciones de vida de los docentes.

Ahora, la gestión de Danilo Medina se dirige a transformar diametralmente el sistema de captación de profesores, con el objetivo de reclutar los mejores talentos disponibles para que se dediquen a la labor profesoral y ofrecerles el mayor respaldo posible para que orienten a la niñez del país.

Precisamente, esta es la conclusión fundamental del libro de Bruns y Luque, que vincula la planificación de mejoras sustanciales a los sistemas educativos de los distintos países a la realidad de que esto no es posible definitivamente si no obtienen profesores excelentes para esa tarea.

“La investigación de Bruns y Luque nos muestra que en la región del Caribe en América latina en general el acceso a la educación ha avanzado enormemente el, pero que esa cobertura por sí sola no es suficiente para preparar a los niños en cuanto a los retos del presente y el futuro mediato”, declaró Wendy Kopp, fundadora de Teach for América (Enseña para América) y directora ejecutiva de Teach for All (Enseña para Todos).

Añadió que, sin embargo, en algunos países del área están logradas mejoras en ese tenor, “y este libro contribuye a ese avance, pues proporciona las evidencias y los ejemplos que pueden inspirar a otros”.

De acuerdo a expertos, el libro constituye un aporte a la política educativa de América Latina y el Caribe y las evidencias que presenta sobre el lugar central del reclutamiento, el desarrollo y la motivación de los profesores son concluyentes al permitir entender la importancia crucial de las prácticas docentes para mejorar los resultados del aprendizaje.

En la visión del gobierno del PLD, las mejoras en las políticas docentes no sólo cubren a los profesores, sino que las reformas que se necesitan para que la República Dominicana pueda satisfacer los parámetros mundiales y seguir avanzando hacia el desarrollo están enfocadas hacia el objetivo de propiciar una mejor vida para todos los hijos de esta patria.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas