Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Las autoridades de la ciudad estadounidense de Nueva York practican hoy un reforzamiento de todas las medidas de seguridad de la urbe, tras las amenazas del grupo radical Estado Islámico (EI) sobre posibles ataques muy pronto.

El anuncio de supuestos sabotajes contra el metro neoyorquino, provocó el despliegue de unos 13 mil agentes de seguridad y ocurre en momentos que el presidente Barack Obama decidió extender la ampliación de la ofensiva aérea en territorio sirio, como parte de su estrategia para destruir al EI.

Además, entre las medidas se extreman los controles de vigilancia mediante siete mil cámaras y aumenta la revisión de las pertenencias de los usuarios de ese medio de transporte así como de los trenes de cercanías.

La víspera el primer ministro iraquí, Haider al Abadi, dijo a los periodistas que cubren la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas que en su país fueron arrestados yihadistas sospechosos de organizar atentados en los metros de París, Francia, y Estados Unidos.

Un vídeo que circula en Internet identifica a un individuo nombrado Farah Shirdon -también llamado Abu Usama-, quien pronostica «algunos ataques en Nueva York pronto».

Según el islamista, un ciudadano canadiense que se integró a la agrupación radical en Iraq, «una gran cantidad de hermanos se están movilizando en estos momentos», para cometer tales acciones.

La Casa Blanca no ha confirmado la existencia de peligros concretos en los metros de Nueva York y París.

Desde el inicio esta semana de los bombardeos contra las posiciones de esos fundamentalistas en suelo sirio -sin la anuencia de Damasco-, Estados Unidos ha ejecutado más de una treintena de ataques aéreos con su aviación militar desde bases en el Medio Oriente.

Mientras la embestida coheteril la ejecutan con los Tomahawk lanzados por buques situados en el golfo Pérsico.

Un comunicado oficial sirio advirtió que el canciller Walid al Moallem recibió a través de Iraq un mensaje del secretario norteamericano de Estado, John Kerry, en el que simplemente anunció la operación.

El conflicto en Siria data de marzo de 2011. Estadísticas oficiales arrojan que más de 200 mil personas han muerto desde entonces.

En más de una ocasión las autoridades sirias han expresado su disposición a luchar contra el terrorismo y ha denunciado a los grupos de la llamada oposición que tratan de sacar del poder al presidente Bashar Al Assad.

Tales agrupaciones están integradas por mercenarios de más de 80 países, respaldados material y financieramente por Estados Unidos y sus aliados occidentales y árabes.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas