Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La Administración Nacional de la Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA) cuestionó si el cráter producido el 7 de septiembre pasado en Nicaragua fue en realidad producto del impacto de un meteorito.

De acuerdo con los informes iniciales, que incluían datos emitidos por el gobierno nicaragüense, un fragmento de roca espacial se separó del asteroide 2014RC, que aquel día pasó a una distancia mínima de la Tierra.

El meteorito creó un cráter de 40 metros de ancho cerca del aeropuerto internacional de Managua; sin embargo, astrónomos de la agencia espacial estadounidense plantean que la línea del tiempo del movimiento del asteroide no coincide con el impacto.

Este evento y la aproximación máxima del 2014 RC a la Tierra ocurrieron con 13 horas de diferencia, por lo que la explosión y el asteroide no están relacionados, afirmó el experto en asteroides de la NASA Don Yeomans. Por su parte, el jefe de la Oficina de Medio Ambiente sobre Meteoritos de la NASA, Bill Cooke, compartió las dudas de Yeomans y señaló que para crear un cráter de tal tamaño se requiere una energía equivalente a la generadaÂápor una tonelada de dinamita.

Lo que provocó un agujero tan grande tendría que haber originado una bola de fuego muy brillante, y no se tiene ninguna noticia acerca de testigos oculares, así que soy muy escéptico, declaró Cooke.

No obstante, los científicos admitieron que, sea lo que sea que haya creado un agujero de tales dimensiones, su fuerza de impacto fue inmensa, teniendo en cuenta el hecho de que se registró en 24 estaciones sísmicas de Nicaragua.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas