Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La Casa Blanca mantiene sus esperanzas en que el nuevo presidente afgano, Ashraf Ghani, firme el lunes próximo un acuerdo que permita mantener tropas de Estados Unidos y la OTAN en el país asiático más allá de 2014.

El asistente del presidente Barack Obama, y secretario de Prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijeron hoy que se espera que Ghani no demore la firma del acuerdo bilateral de seguridad, después de su toma de posesión el 29 de septiembre.

«Ghani es un hombre de palabra y voy a esperar que la mantenga», afirmó Earnest.

El presidente saliente de Afganistán, Hamid Karzai, se negó a firmar el acuerdo, que permitiría que 12 mil militares de Estados Unidos y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), permanezcan en Afganistán después de 2014.

Tanto Washington como la OTAN amenazaron con retirarse de Afganistán, si el presidente electo que sustituye a Karsai no firma el acuerdo que establece la permanencia legal de las tropas conjuntas.

El presidente saliente Karzai ha criticado duramente a Estados Unidos por sus acciones contra la insurgencia y en uno de sus últimos discursos ante el Parlamento, en marzo pasado, aseguró que el ejército afgano ya protege el 93 por ciento del país y que es completamente capaz de garantizar la seguridad en todo su territorio.

En mayo el presidente estadounidense anunció sus planes para retirar la mayor parte de las fuerzas estadounidenses de Afganistán para finales de este año, y luego poner fin a la participación militar de Estados Unidos en 2016.

Las tropas estadounidenses fueron enviadas al país centroasiático un mes después de los atentados terroristas del 11 de setiembre de 2001 en la ciudad de Nueva York.

Obama dijo que mantendría casi 10 mil soldados en el país después que la misión de combate concluya oficialmente a finales de 2014, que se desplegarán en todo Afganistán y se centrarán en misiones antiterroristas y de entrenamiento de las fuerzas de seguridad afganas.

El plan del mandatario estadounidense depende de que el nuevo gobierno afgano firme el acuerdo de seguridad bilateral.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas