Economía

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) afirmó este martes que el brote de ébola está sometiendo a una gran presión la producción agrícola de los países afectados e interrupciones en el comercio alimentario, por lo que los precios de la comida se han disparado.

Agregó que esta situación también provoca escasez, no sólo en los alimentos sino en la mano de obra en el campo.

La FAO explicó que las zonas de cuarentena y las restricciones de movimientos impuestas en Guinea, Liberia y Sierra Leona para evitar la propagación del virus afrontan una mayor escasez e inflación alimentaria.

El responsable de la FAO en Dakar, Vincent Martin, señaló que ya antes del brote de ébola las familias de algunas zonas afectadas gastaban hasta el 80% de sus ingresos en alimentos, por lo que en la actualidad la comida está completamente fuera de su alcance.

Para ayudar a contrarrestar esta situación, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) inició una operación regional de emergencia con unas 65 mil toneladas de víveres destinadas a 1.3 millones de personas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas