Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El presidente estadounidense, Barack Obama, justificó el domingo su decisión de posponer una acción ejecutiva a favor de los inmigrantes hasta después de las elecciones de medio término de noviembre.

En una entrevista con el programa Meet The Press de la cadena NBC divulgada hoy, el mandatario argumentó que la situación política lo obligó a cambiar de posición en pleno verano, en especial a causa de la llegada de miles de menores a la frontera.

Los comentarios de Obama se produjeron tras su anuncio el viernes de que actuaría en breve sobre el tema.

Obama señaló que su decisión no tiene que ver con los planes demócratas de mantener el control del Senado. Esa no es la razón, dijo Obama.

Indicó que espera que el paso de posponer la acción asegure que una vez que lo haga sea un proceso sostenible.

Sin embargo, algunos demócratas que enfrentan elecciones difíciles en el Senado estaban preocupados de que las acciones de la Casa Blanca podrían costarles la victoria en las urnas.

Este domingo, un artículo del diario The New York Times señala que con su posición el presidente cedió a la presión de sus colegas demócratas que temían que actuar ahora podría condenar las posibilidades de su partido en las urnas este otoño, según dijeron funcionarios de la Casa Blanca el sábado.

La decisión es un cambio de la promesa de Obama para emitir directrices amplias para reformar el sistema de inmigración poco después el final del verano, y provocó la ira rápida de defensores de los inmigrantes, precisó el Times.

El presidente hizo la promesa el 30 de junio, en el Rose Garden, donde denunció airadamente la obstrucción republicana y dijo que iba a usar el poder de su cargo para proteger a las familias de inmigrantes de la amenaza de la deportación, puntualizó.

Este sábado, Cristina Jiménez, directora general de United We Dream, un grupo de defensa de la inmigración, acusó a Obama de «hacer política» con la vida de las familias de inmigrantes y dijo: «La última promesa incumplida del presidente es otra bofetada a la cara de los latinos y de la comunidad inmigrante».

Mientras tanto fuentes gubernamentales estiman que la posposición de la acción ejecutiva hasta después de noviembre permitirá a Obama hacer cambios profundos y sostenibles en el sistema de inmigración que podrían proteger a millones de inmigrantes ilegales de la deportación y conceder permisos de trabajo para muchos.

Un funcionario que habló bajo condición de anonimato dijo que el presidente esta seguro de su autoridad para actuar, lo que hará antes de que finalice el año.

Al respecto, el presidente de la Cámara baja, el republicano John Boehner, estimo que la decisión de retrasar una acción altamente polémica y posiblemente inconstitucional hasta después de las elecciones, en lugar de abandonar la idea por completo, huele a pura política.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas