Economía

PLD libera RD de importar arroz

Estadísticas del BC revelan que el campo creció en periodos de gobiernos del PLD

Manipulan anuncio de Leonel

A pesar de un pobre primer año completo de la administración peledeísta que se inicia en 1996, la intervención de los gobiernos del partido oficial en 14 de los últimos 22 años (de 1991 al 2013) han marcado un crecimiento y consolidación del sector agropecuario, entre los que destaca el logro de liberar al país de la importación de arroz que se estuvo realizando durante el período 2000-2004.

Los datos están consignados en el serial histórico del Departamento de Cuentas Nacionales y Estadísticas Económicas del Banco Central, 1991 al 2013.

En efecto, no obstante que en el primer año completo del primer gobierno peledeísta (1997) la agropecuaria decreció -2.8% su participación en el Producto Interno Bruto con respecto al 1996, en que aumentó 4%, a partir de entonces se inició una cadena ininterrumpida de éxito de los últimos tres años del siglo pasado en que acumuló un crecimiento de 10% del PIB.

Esta recuperación del campo, reflejada en crecimiento de 4.2% del PIB en cada uno de los últimos dos años del siglo veinte, repercutió para que en el primer año de la administración perredeista del 2000-2004, se acumulara una participación en el PIB de 9.5%.

Pero ahí vino la debacle del gobierno dirigido por el agrónomo Hipólito Mejía.

En el año 2002 el PIB agropecuario apenas creció 2.5%. Y siguió bajando en el 2003 al 1.8% hasta entregarlo en el 2004 decreciendo -2.5%.

Retomada la administración por el PLD en el 2004, en el primer año completo ya la agropecuaria se había restablecido para aportar el 5.9% del PIB, lo que incrementó al 8.5% al añosiguiente. Disminuyó al 1.2% en el 2007 por la crisis global del financiamiento lo que repercutió para un bajón hasta -3.4 % en el 2008.

Pero ya en el 2009, gracias a políticas creativas del gobierno y las autoridades del sector monetario y financiero que reactivaron el respaldo crediticio al campo, el aporte agropecuario al PIB representó el 12.5%, anunciando que había vuelto por sus fueros. En los años siguientes creció 5.5%, 5.5%, 4.1% y 4.4% en el 2013, respectivamente.

Aunque sectores de la oposición política a los gobiernos del PLD han querido hacer creer que durante sus administraciones el campo ha sido abandonado o quedó estancado, las cifras oficiales del BC desmienten tal cosa.

PRD penaliza el arroz

Los resultados de este pobre desempeño no se hicieron esperar, pues de la autosuficiencia arrocera que se había alcanzado en la última década del siglo pasado, pasamos a importar arroz en el nuevo siglo.

En el cuadro estadístico del BC, se aprecia que de incrementos en la producción arrocera que llegaron a representar 18.2% en el año 1999, 2.9% en el 2000 que dejaron las condiciones para un incremento de hasta 24.8% en el 2001, la administración perredeísta la dejó caer en los tres años subsiguientes que fueron de -7.7%, -15.4% y -6.7%, generando la debacle del sector representada en la necesidad de importar el cereal.

La retoma del poder por parte del PLD en el 2004, posibilitó un crecimiento inmediato del cultivo y producción arrocera, pues en su primer año completo se incrementó en 11% y prosiguió creciendo al 9.8%, 3.9, 9%, 8.1%, hasta reflejar caídas consecutivas de 7.5% en los años 2011 y 2012 que, sin embargo, no obligaron a importar arroz gracias a las grandes existencias que se acumularon.

En el año 2013 el cultivo del arroz volvió a crecer al 8.2% con respecto al año anterior, marcando el extraordinario logro de haberlo hecho con cerca de 300 mil tareas menos sembradas de las tradicionales 1 millón 250 mil tareas que se venían cultivando en los últimos años.

Factores tales como semillas mejoradas de más alta productividad, regulación oficial para sólo sembrar en zonas aptas y mejores prácticas de riego (la mitad del área sembrada ya nivelada con rayos láser) posibilitaron tal éxito.

Cambios de Calidad y Conclusiones

Cambios de calidad que han introducido de lleno al país en los mercados internacionales que transan bienes agropecuarios, son los principales responsables de este crecimiento. Igual efecto, ha tenido la consigna peledeísta de “blindar” al campo para que garantice la seguridad alimentaria, al punto de que más de un 87% de los alimentos de consumo provenientes del sector son de producción nacional.

El percance enfrentado en el período 2000-2004, tuvo que ver con la concepción clientelar-política aplicada por el gobierno de entonces, que inició perdonando las deudas de los productores con el Banco Agrícola, descapitalizándolo y volviendo a la práctica asistencialista de preparar grandes extensiones de tierra y regalar material de siembra sin ningún concierto y planeación que conduzca al campo a una actividad puramente económica que supla racionalmente a los mercados nacional y de exportación.

En los gobiernos del PLD, el Banco Agrícola ha modernizado en toda su estructura administrativa y se ha recapitalizado, al punto de que en este año va a prestar casi el 50% de todas las necesidades de capital formal que va al campo, combatiendo en su mismo seno el criminal financiamiento informal.

Y lo hace, sin la ayuda del sector bancario privado, que apenas presta a las grandes empresas agroindustriales y para la conservación y almacenamiento de las cosechas del resto de los productores que le garantizan tales préstamos, y porque el Estado paga los intereses de esos mismos préstamos mediante el programa de pignoración.

Lo que fue tan sólo un proyecto negociado por la administración del PRD de instalar estructuras deproducción de ambiente controlado (invernaderos), nuevo sistema de comercialización con su cadena de frío complementaria, ya es una realidad en las administraciones peledeístas.

Hoy el país dispone de casi 10 millones de metros cuadrados de invernaderos, el merca Santo Domingo es una portentosa realidad, lo mismo que los nuevos mercados de distribución de Villa Consuelo, Cristo Rey y Mercado Nuevo.

Los niveles de eficiencia (producción y productividad) en el cultivo del arroz le permiten al país reducir de tres a dos cosechas por año en 300 mil tareas menos, pero preservando los mismos niveles de producción. Estamos muy próximos de afrontar con éxito la liberación del mercado interno de este cereal, como acontecerá en el 2005.

El país ha consolidado su posición de ser primer exportador mundial de guineo, cacao y café orgánicos, e igualmente acontece con nuestros reclamados cigarros, y ha abierto importantes mercados de otras frutas como el mango, la piña y otras, además de disponer de importantes porciones del mercado internacional de vegetales chinos, pimientos y otros asociados que se producen en invernaderos.

La red de inocuidad para productos vegetales y animales ya es una realidad en puertos y aeropuertos. La devolución de embarques de productos agropecuarios se ha reducido tanto, que ya no significan pérdidas para los productores.

Mataderos avícolas y pecuarios recibieron la inspección obligatoria de la FDA de Estados Unidos,pasando la prueba, al punto de que sólo resta completar trámites burocráticos para abrir los mercados de exportación de carne bobina y avícola a mercados tan grandes como los Estados Unidos de América y la Unión Europea.

La trazabilidad, algo impensable hace unos años, ya es una realidad en las principales fincas ganaderas, y pronto se extenderá a todos los hatos nacionales. La trazabilidad, que se aplica con la ayuda y supervisión de organismos regionales, también se aplicará a todos los vegetales y frutos de exportación, haciendo de la inocuidad una realidad extendida a toda al agropecuaria.

El licenciado Danilo Medina, en su presente gestión de gobierno, ha fijado los ojos en el campo con diversas acciones. La principal de ellas, duplicando el capital y disponibilidad delBanco Agrícola para que multiplique por dos su cartera de préstamo, ayudado por el FEDA como soporte suplementario.

Pero quizá su acción de mayor repercusión social, es la de identificar de manera personal (al punto de dedicarle más de 50 visitas directas a estructuras productivas) organizaciones medianas y pequeñas de producción agropecuaria para facilitarles asistencia financiera y técnica.

Los planes de inocuidad y de trazabilidad y, en general, los de extensión agropecuaria reciben su respaldo incondicional.

Manipulan anuncio de Leonel

El presidente del PLD, doctor Leonel Fernández, para perjuicio de quienes lo hacen porque niegan su propia inhabilidad en vez de procurar subsanarla, ha sido manipulado en el plano local respecto a su reciente anuncio de que será impulsor de una acción más profunda para asistir al campo en procura de garantizar la autosuficiencia alimentaria.

El líder del PLD hizo el planteamiento en un evento internacional y ante líderes políticos latinoamericanos, haciendo acopio de sus propias reflexiones en torno al reto que enfrenta una población mundial que dentro de 25 años será duplicada.

La población mundial no sólo tendrá que disponer de toda la tierra cultivable, sino también de preservar el agua que cada vez más escasea para hacerla producir. Estos son retos de igual envergadura tanto para los que disponen de grandes extensiones como para los que como nosotros nos situamos en una pequeña isla que entonces tenderá 50 millones de habitantes.

Los datos que encabezan esta crónica muestran, de manera indubitable, que en sus gobiernos y todos los del PLD, el campo ha recibido una especial atención.

Pero tal atención debe ser mejor planeada, consolidada, tecnificada y financiada para que cumpla sus objetivos. Esa es la tarea que está por delante para Leonel, Danilo y toda la dirigencia del PLD.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas