Economía

El informe sobre el estado de la inseguridad alimentaria en el mundo publicado este martes por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), pese a que presentar avances, aún preocupa que cerca de 805 millones de personas, es decir, uno de cada nueve habitantes del planeta, no tengan suficientes alimentos.

El estudio establece que el número de personas que padecen hambre a nivel mundial ha disminuido en más de 100 millones en la última década, pero sigue habiendo mucha hambre.

Durante la presentación del informe el director general de la FAO, José Graziano da Silva, llamó a los gobiernos, instituciones, sociedades y empresas a que colaboren para erradicar el hambre, ya que según entiende “hay alimentos suficientes en el mundo como para alimentar a todos”.

El documento indica que la reducción del hambre en los países en desarrollo es señal de que el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) de disminuir a la mitad el número de personas desnutridas en 2015 puede alcanzarse.

Señala que 63 países en desarrollo han alcanzado el propósito del ODM y otros seis se encuentran en la senda de conseguirlo en 2015.

Asimismo, el estudio explica que el acceso a los alimentos ha mejorado significativamente en países que han experimentado un progreso económico, especialmente en zonas del este y del sureste de Asia y de América Latina.

“Los países del centro de América Latina y del Caribe aún están más rezagados, pero los países del sur y Perú han logrado una notable reducción del número de desnutridos”, subrayó Da Silva.

Junto a la FAO, en este informe, también trabajaron dos organismos más de la ONU: el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA), quienes destacaron la necesidad de renovar el compromiso político para combatir el hambre de manera coordinada con la sociedad civil y el sector privado.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas