Opinión

Al celebrarse el próximo 16 de octubre el Día Mundial de la Alimentación, es preciso reflexionar sobre el llamado que ha hecho la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), sobre la necesidad de promover la Agricultura Familiar.

La reciente participación del Presidente Danilo Medina en la inauguración del 24avo período de sesiones del Comité de Agricultura de la FAO, ubica a la República Dominicana en el mapa de los países que llevan a cabo acciones contundentes para promover la producción agrícola para autoconsumo y comercialización, acciones esenciales para erradicar el hambre en nuestro país.

La FAO ha estimado que en el mundo entero hay 500 millones de agricultores familiares, cuya labor es decisiva para alimentar al mundo. Lo que se plantea es que el 56% de la producción alimenticia a nivel mundial proviene de la agricultura familiar, lo que incide de manera positiva en la reducción de los precios de la canasta familiar y en una distribución más equitativa de la producción. Sin embargo, la agricultura familiar enfrenta sus retos propios.

Marcela Villareal, Directora de la Oficina de Asociaciones, Promoción Institucional y Desarrollo de la Capacidad de la FAO, afirmó recientemente que “los agricultores familiares son un grupo amplio y muy diverso pero, pese a esa diversidad, afrontan muchos problemas comunes”. Entre los problemas que enfrentan los agricultores familiares, citados por Villareal en una publicación reciente de la FAO, se encuentran la globalización del sector alimentario, el cambio climático, la falta de servicios financieros adecuados, el acceso al mercado, regímenes seguros de tenencia de la tierra, el papel de las mujeres y los jóvenes, y las políticas existentes, que no responden a las necesidades de los agricultores familiares o, a veces, resultan desfavorables para ellos.

Con una simple revisión individual de los problemas que cita la FAO, apreciamos que el actual Gobierno de la República Dominicana ha articulado un conjunto de acciones contundentes para abordar cada uno de estos retos. Hemos propiciado políticas públicas dirigidas hacia la protección del medio ambiente y el uso responsable de los recursos naturales en las áreas rurales; hemos elaborado esquemas eficientes para que los productores y agricultores puedan tener acceso a los servicios financieros; estamos comprometidos con un régimen de tenencia de tierras que priorice la pertenencia para la producción.

De igual manera, las intervenciones del programa Progresando con Solidaridad, a través de su programa de Huertos Familiares, promueve el empoderamiento de la mujer y la juventud desde la agricultura familiar.

En definitiva, la agricultura familiar es un sector que requiere del apoyo del Gobierno desde las políticas públicas, tanto de las políticas económicas como de las políticas sociales. Para nuestro caso, las políticas de estímulo implementadas han resultado en un crecimiento económico continúo del sector de la agricultura.

Por otro lado, debemos evaluar y tomar acción sobre los retos que se ciernen para la sostenibilidad de la agricultura familiar, lo que, evidentemente, depende de las generaciones por venir. Por ello, debemos profundizar en la labor de formación de jóvenes líderes del área rural. Esta tarea es impostergable para garantizar una seguridad alimentaria hacia el futuro de la nación y para alcanzar el objetivo de erradicación del hambre a nivel mundial.

La misma FAO y otras organizaciones vinculadas al tema, han realizado interesantes propuestas sobre este particular, llamando la atención sobre la vinculación de las necesidades de las nuevas generaciones con las capacidades instaladas en el área rural.

De igual manera, hace falta implementar tecnología en el quehacer de la agricultura familiar, respondiendo a las proyecciones que han hecho firmas como Deloitte, donde aseguran que la tecnología tendría un impacto importante en la disminución de los precios de insumos y productos agrícolas.

La agricultura familiar es, sin dudas, un área donde podemos promover políticas para el desarrollo de la familia dominicana.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas