Internacionales

El brote del ébola en África Occidental, con más de tres mil 800 fallecidos, es hoy la mayor emergencia sanitaria mundial desde la aparición del SIDA en la década de 1980, según un experto estadounidense.

Durante una reunión sobre el ébola en el Banco Mundial, el director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, Thomas Frieden, señaló que en sus 30 años de trabajo en la salud pública lo único comparable con el ébola ha sido el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

Cálculos del Banco Mundial indican que el impacto económico de la epidemia en Guinea, Liberia y Sierra Leona es grave y pudiera ser catastrófico si la crisis tiene un alcance regional más amplio, pues la enfermedad podría afectar a más de un millón 400 mil personas para mediados de enero próximo.

El virus comenzó a ocasionar fuertes afectaciones a la economía global y el daño estimado para finales de 2015 superará los 32 mil millones de dólares, dijo el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim.

Debido a la posibilidad de que el ébola provoque costos económicos masivos en África Occidental, la comunidad internacional debe romper los obstáculos logísticos actuales y enviar allí más médicos y personal sanitario, dijo Kim a la cadena televisiva estadounidense MSNBC.

En Brasil, las autoridades de salud registraron un posible caso de ébola, cuando un paciente sospechoso de padecer esa afección fue internado en el Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas Evandro Chagas de Rio de Janeiro, tras su detección en la ciudad de Cascavel, Paraná.

Se trata de un hombre de 47 años de edad, que llegó al país suramericano el 19 de septiembre procedente de Guinea, tras una escala en Marruecos. La persona tuvo un cuadro febril y algunos síntomas del virus, pero sin hemorragia o vómitos, dijo un comunicado del ministerio de Salud.

Mientras tanto, Argentina se declaró en alerta epidemiológica ante el ébola, anunció el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich. Las medidas funcionan sobre todo para el ingreso de personas por vía aérea, aunque no hay vuelos directos con los países afectados ni sus vecinos.

El gobierno nicaragüense presentó un plan especial contra el ébola de fortalecimiento de campañas de prevención e información de los ciudadanos, capacitación del personal sanitario y trabajadores en contacto directo con viajeros e incremento del control y vigilancia en aeropuertos, puertos y fronteras terrestres, para identificar a posibles enfermos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas