Economía

El programa Progresando con Solidaridad (PROSOLI), según el parecer del 78.79% de los beneficiarios, ha contribuido a mejorar la vida de ellos y la de sus familias, según un estudio presentado este martes por el Banco Mundial.

“Retroalimentación de la Ciudadanía para mejorar la prestación de servicios: El caso de los Reportes Comunitarios en la República Dominicana” fue presentado en el Salón Verde del Palacio Nacional por Andrea Gallina, especialista senior del BM durante un acto encabezado por la vicepresidenta de la República y coordinadora del Gabinete de Políticas Sociales, doctora Margarita Cedeño de Fernández.

En su intervención, la Vicepresidenta aseguró que con la implementación y la expansión de los Reportes Comunitarios se confirma el compromiso gubernamental con el desarrollo incluyente, una gestión transparente y orientada a resultados concretos.

El informe reveló además que el 76,94% de los beneficiarios dicen que se mantienen informados sobre los avances en la solución de los problemas de su comunidad; el 77,53% piensa han mejorado los servicios recibidos actualmente de PROSOLI, en comparación con el año anterior, y el 78, 45% asegura que los Reportes Comunitarios han permitido que los proveedores de servicios del Programa se sientan más comprometidos para resolver los problemas.

Los Reportes Comunitarios son un proceso de monitoreo participativo que realizan los usuarios y proveedores de servicios públicos relacionados al programa Progresando con Solidaridad, que permiten identificar problemas y buscarles soluciones compartidas, fomentando la inclusión en la toma de decisiones y un dialogo más constructivo entre los involucrados.

“Los Reportes Comunitarios son una herramienta de participación comunitaria que permite mejorar la gestión pública y los servicios a la ciudadanía. Estos nos ofrecen la oportunidad de construir alianzas, mejorar la confianza de los y las ciudadanas en las instituciones públicas y aumentar el capital social. Es una técnica que se usa en más de 40 países en el mundo para solucionar los problemas que enfrentan los sectores de salud, educación y los programas de protección y promoción social, entre otros”, expresó Cedeño de Fernández.

Asimismo, al presentar el estudio, Gallina valoró el éxito obtenido con la iniciativa de los Reportes Comunitarios, los cuales fortalecen el enfoque de promoción social de Prosoli al permitir a los usuarios cumplir un rol activo en la búsqueda de soluciones a los problemas en los servicios recibidos, incrementan la eficiencia del Prosoli a través de mejoras continuas en su gestión, la participación social y la veeduría ciudadana.

“El programa se hace con una red enorme, no en el número de gente que lo forme sino en términos de capacidad y cercanía con las comunidades, que son los enlaces familiares y voluntarios, y esa red ha permitido un acercamiento del Gobierno que antes estaba muy distante con las comunidades”, enfatizó Gallina.

Señaló que los Reportes Comunitarios mejoran la transparencia a través de la rendición de cuentas, facilitan mayor información sobre los servicios relacionados con el programa, permiten solucionar problemas comunitarios, mejoran la percepción sobre la calidad de las ayudas y fortalecen los mecanismos de coordinación local establecidos con las instituciones vinculadas.

Por su parte, el representante del Banco Mundial, McDonald Benjamin, resaltó que los Reportes Comunitarios permiten un empoderamiento de las personas menos favorecidas de la sociedad y benefician al Estado y la ciudadanía mediante el fortalecimiento de los vínculos entre ellos.

En la actividad participaron además, la directora del Prosoli, Altagracia Suriel; la directora del Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN), Matilde Chávez, el director del Administradora de Subsidios Sociales (ADESS), Ramón González; y representantes del cuerpo diplomático y la sociedad civil.

Algunos resultados del estudio

Tras la aplicación de los Reportes Comunitarios y el estudio realizado en las localidades de Santo Domingo Norte, Boca Chica, Guerra, Santo Domingo Oeste y Monte Plata, establecieron que los colmados no alteraban los precios cuando los usuarios compraban con la tarjeta de Prosoli, y además colocaban las listas de precios y de productos no autorizados.

También los productos eran pesados correctamente, las escuelas establecieron bibliotecas y tienen suficientes butacas, los baños estaban en buen estado, había material gastable y didáctico, y cumplían el horario establecido.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas