Internacionales

Kiev, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El presidente ucraniano, Piotr Poroshenko, dispuso hoy el emplazamiento de agrupaciones especiales en la región de Járkov para proteger las fronteras estatales y sedes gubernamentales, mientras persisten los ataques a sectores residenciales.

Brigadas militares fueron dislocadas igualmente en las localidades de Severodonetsk y Lisichansk, en el sureste ucraniano, controlado por las fuerzas de Kiev. La disposición presidencial fue emitida tras una gira de trabajo efectuada por Poroshenko este fin semana por territorios orientales.

Cordones defensivos fueron establecidos asimismo alrededor de la ciudad de Mariúpol, considerado un territorio de importancia capital en la sureña región de Donetsk, con salida al mar de Azov.

Pese al nuevo régimen de «silencio de las armas» decretado por las autoridades ucranianas y la tregua concertada entre las partes, el Gobierno desplazó a la zona de conflicto en el Donbass cientos de medios de combate, confirmó el consejo del presidente Yuri Lusenko.

No tengo derecho a decir la cifra exacta, pero les puedo asegurar que cientos de unidades de técnica blindada ingresaron al frente, mientras millares de efectivos mejor preparados pasan ahora la rotación de tropas, declaró Lusenko a medios de prensa.

Al respecto, el portavoz del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa Andrei Lysenko aseveró que el alto al fuego, concertado entre las partes en septiembre pasado, permitió al mando de Kiev reagrupar las tropas, optimizar el trabajo de las empresas de la industria militar y concluir la tercera fase de movilización, citó la agencia TASS.

Entre tanto, las autodefensas de la proclamada República Popular de Donetsk (RPD) reportaron al menos 12 muertos entre la población civil, en las pasadas 24 horas, a causa de las descargas de artillería pesada del ejército ucraniano, en medio del régimen de «silencio», que entró en vigor ayer en el territorio, acatado por la RPD.

Según el vocero de Defensa de la RPD Eduard Basurin, seis mujeres y un niño murieron y 13 personas resultaron heridas por los bombardeos a zonas residenciales.

La fuente dijo que las unidades regulares dispararon obuses de 122 milímetros, morteros y municiones de los sistemas reactivos de cohetes múltiples.

Indicó que persiste una situación complicada en el territorio del aeropuerto de Donetsk, donde hace días tienen lugar cruentos combates entre las autodefensas y efectivos ucranianos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas