Internacionales

Berlín, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Todas las regiones del mundo estarán afectadas por el cambio climático, que traerá entre otros eventos, veranos más calientes, en particular en América Latina, según un estudio realizado por el Instituto de Investigación del Clima de Potsdam, Alemania.

La acidificación de los océanos, el aumento del nivel del mar, los ciclones tropicales y los cambios de temperatura incidirán en los medios de vida costeros, el turismo, la salud, y la seguridad alimentaria e hídrica, especialmente en el Caribe, señala el informe presentado hoy en Potsdam.

El derretimiento de los glaciares constituirá un riesgo para las ciudades andinas, agrega el texto, que advierte como las olas de calor y otros fenómenos climáticos que en la actualidad se producen cada 100 años o más se convertirán en la nueva realidad, con graves consecuencias para el desarrollo.

Por otro lado la investigación -realizada a solicitud del Grupo Banco Mundial- indica la probabilidad de períodos de sequía en el Cercano Oriente y en el norte de África, donde gran parte de la población depende de la agricultura y las precipitaciones pluviales.

El informe confirma lo que los científicos vienen diciendo, que las emisiones del pasado han marcado una tendencia inevitable hacia el calentamiento global en las próximas dos décadas, lo que afectará en mayor medida a las personas más pobres y vulnerables del mundo, declaró Jim Yong Kim, presidente del Grupo Banco Mundial.

«Ya lo estamos observando: las temperaturas que superan los registros históricos son cada vez más frecuentes, la intensidad de las lluvias ha aumentado en algunos lugares y las zonas propensas a la sequía, como el Mediterráneo, se vuelven más secas», aseveró.

«Estos cambios dificultan aún más la tarea de reducir la pobreza y ponen en peligro los medios de subsistencia de millones de personas», manifestó.

Para la investigación, titulada «Bajemos la temperatura: Cómo hacer frente a la nueva realidad climática», los autores del trabajo, simularon diferentes escenarios.

De esta forma concluyeron que ninguna región quedará indemne. Los efectos crecerán aún cuando se frene el aumento de la temperatura en dos grados centígrados en este siglo y se incrementarán de forma drástica si el calentamiento fuera de cuatro grados.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas