Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Otro estadounidense condenado por error será liberado en los próximos días tras pasar 36 años en prisión por un asesinato ocurrido en 1978, del cual se comprobó que es inocente, dijeron hoy medios de prensa.

Michael Hanline, en la actualidad con 68 años, fue declarado culpable y sentenciado erróneamente a cadena perpetua en 1980 por la muerte de JT McGarry.

Pruebas de ADN encontradas en el lugar del crimen corroboraron que Hanline es inocente y su salida de una cárcel en California podría definirse durante una audiencia fijada para el 24 de noviembre.

Según medios locales, al abogado de Michael Hanline se le ocultó información que contribuiría a la defensa de su cliente ante el juez.

Pese a las evidencias concluyentes del ADN, las autoridades sostienen que continuarán con la investigación para determinar si Hanline debe ser enjuiciado de nuevo.

El California Innocence Project (Proyecto de la Inocencia de California), grupo defensor de quienes fueron condenados sin que existieran pruebas suficientes para ello, llevó el caso de Hanline desde 1999.

Juristas y escuelas de Derecho han tratado de calcular cuántos errores, en muchos casos que han conllevado a la pena capital, han ocurrido en la Justicia de Estados Unidos.

Datos conservadores publicados recientemente aseguran que al menos 4,1 por ciento de los condenados a muerte habría sido exonerado de haber pasado el suficiente tiempo en el corredor de la muerte, porque están allí debido a un error judicial, no por culpabilidad.

Los estudios revelan que de los mil 320 reos ejecutados desde 1977 alrededor de 50 serían inocentes, mientras otros 143 fueron liberados antes de llegar al cadalso.

La organización Witness of Innocence asegura que uno de cada nueve condenados a muerte en este país fue posteriormente declarado inocente.

Después de recuperar su libertad cada uno de ellos había pasado por término medio 10 años de estancia en cautiverio.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas