Opinión

Todos los caminos llevan a Roma, así le oía decir de vez en cuando a mi madre, cuando un conjunto de eventos nublaban el sendero a tomar.

A su vez Juan Bosch nos repetía que para tener el dominio del panorama debemos situarnos encima del bosque por encima de los árboles y tener como premisa «que nunca la noche es más oscura que cuando va a amanecer».

Los militantes del PLD, envueltos y rodeados por los árboles del bosque se muestran preocupados por sentir tantos ruidos desde ángulos y senderos diferentes.

Ahora estamos viendo en los medios de comunicación y entre las personas socialmente cercanas a los que ayer eran anti boschistas asumir a Juan Bosch y decirnos que los peledeístas lo hemos traicionado; y casi se lo creemos hasta que nos damos cuenta que esas personas nunca asumieron a Bosch. Desde otro litoral afirmarse que los empresarios están opuestos a que el PLD siga gobernando y menos con Leonel, hasta que vemos sus acercamientos y reconocimientos de que con el PLD gobernando ha habido estabilidad y crecimiento económico.

Oímos decir que los yankis no nos quieren, cuando en realidad expresan tranquilidad porque el PLD, Danilo y Leonel están probados y no crean incertidumbres con comportamientos erráticos e improvisados; más bien han exhibido liderazgo por capacidad e inteligencia en eventos internacionales.

En todas y variadas empresas que publican encuestas se recoge en ellas que Danilo, el gobierno, Leonel y el PLD tienen alto posicionamiento.

Por demás, y como una señal exitosa favorable al PLD, los partidos y organizaciones adversarios están descompuestos e incapacitados para hacernos frente en los comicios del 2016.

Mirando el bosque por encima de los árboles, vemos los caminos despejados, excepto a unos intrusos quemando hojas y ramas verdes para dar señales de humo para favorecer la reelección. Los moradores naturales del bosque, viendo entre los árboles y no por encima de ellos, por sentir tanto humo creían que eso sucedía en todo el bosque.

El humo que hoy se produce como ruido mediático, es igual que aquel; localizado y sin capacidad de llenar de humo y mucho menos incendiar todo el bosque.

Los intrusos no conocen la naturaleza del bosque ni tampoco son parte del cuerpo que maneja el bosque: son simplemente intrusos que al quemar aquellas hojas y palos verdes y lograr mucho humo provocaron atención.

Esos intrusos llegaron buscando sacar provecho del bosque, sin importarles el necesario respeto a las leyes que como cuerpo norman el bosque. Los intrusos buscan beneficios y no conocen el bosque.

Cuando se les dice de los riesgos de hacer fuego, se muestran indolentes, se les explica y luego se les sube a la copa de un árbol para que vean el bosque por encima de los árboles, exclaman: «ese es el problema, todos los caminos llevan a Roma».

Efectivamente, todos los caminos conducen a que el PLD retenga el poder: es evidente que el humo que se produce con la reelección es por quienes no abrazan la causa del PLD; son solo intrusos.

En cambio, despejada la humareda como cuando va a amanecer crea tranquilidad porque se ve que todos los caminos conducen a que Leonel sea el candidato con el apoyo de Danilo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas