Internacionales

París, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Más de 44 mil 400 migrantes fueron expulsados de Francia el año pasado, cifra que representa un incremento del 35 por ciento con respecto a 2011, indica un informe presentado hoy por varias organizaciones.

En su reporte la sociedad civil señala el incumplimiento del presidente Francois Hollande a su promesa de romper con la política seguida por su antecesor, Nicolás Sarkozy.

Si en 2011, bajo la administración de Sarkozy, los repatriados fueron 32 mil 912, al año siguiente superaron los 38 mil 600, hasta llegar a los 44 mil 458 en 2013, precisa el documento.

La mayoría de los indocumentados fueron deportados sin mediar un proceso judicial que garantizara sus derechos.
En cuanto a las detenciones de las personas en situación irregular, el informe indica que han disminuido, pero aún se mantienen elevadas.

De 51 mil 385 casos registrados en 2011, el año pasado se contabilizaron 45 mil 377 personas privadas de libertad por un promedio de 11 días, y entre ellas había tres mil 607 niños.

El estudio fue elaborado por las agrupaciones que intervienen en los Centros de Retención Administrativa: Cimade, Francia Tierra de Asilo, el Foro de Refugiados, la Asociación del Servicio Social Familiar a Migrantes y el capítulo francés de la Orden de Malta.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas