Economía

La actualización del Plan Integral del Sector Eléctrico (plan de expansión) hasta el año 2,030 por parte de todo el subsector eléctrico oficial, lidereado por el holding Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas del Estado (CDEEE), será el punto de partida para la adopción del “pacto nacional para la reforma del sector eléctrico”.


La CDEEE representará al Estado en las negociaciones del pacto, que se inician el día 15 de este mes, y cumpliendo con la Ley de Eléctrica y lo que dispone la Estrategia Nacional de Desarrollo, tiene la responsabilidad de presentar el plan director (plan de expansión) de obligado cumplimiento de todos los que intervengan en el subsector eléctrico, incluyendo al sector privado. El plan de expansión debe determinar con precisión los desarrollos de generación, transmisión y distribución proyectados para todo el período, hasta el 2030, con cronograma de entrada de cada desarrollo.

El sector privado tendrá la oportunidad de escoger en asociación con el Estado o forma particular su participación en cada uno de los nuevos desarrollos de generación consignados previamente en el plan de expansión.

El ministerio de Hacienda y la CDEEE dan los toques finales para toda la documentación por US$1,100 millones de financiamiento internacional que faltan para completar los US$1,500 millones autorizados por el Presupuesto para el año 2014 a ser invertidos en la central estatal Punta Catalina de 752 megavatios de capacidad. Los restantes US$400 millones ya fueron invertidos por la CDEEE.

Otros US$650 millones de aporte presupuestal para la central Punta Catalina, están consignados para la CDEEE en el presupuesto del 2015, con lo que se asegura su terminación para el año 2017.

El financiamiento internacional está siendo negociado con un importante banco de inversiones de Brasil, de donde procede la empresa Odebrecth que lidera el consorcio constructor de la central Punta Catalina, y por un importante banco europeo. Los contratos de financiamiento serán remitidos al Congreso para su aprobación este mismo año, antes de las vacaciones navideñas.

La aprobación del financiamiento por US$1,100 millones deberá coincidir con el inicio de los trabajos del pacto nacional para la reforma del sector eléctrico, el 15 de este mes.

Pacto eléctrico

El presidente Danilo Medina convocó mediante del decreto 389-14 a todos los sectores institucionales y sociales para discutir, redactar y firmar el pacto nacional para la reforma del sector eléctrico.

De acuerdo a la disposición, los sectores disponen de un periodo de seis meses a partir del acto de lanzamiento del proceso.

“Ese proceso tiene la finalidad de llegar a un gran consenso nacional sobre un nuevo modelo de generación, transmisión, distribución y comercialización de la energía eléctrica que permita a la ciudadanía tener un servicio eléctrico de calidad a menores costos más estables, y que no represente una carga fiscal para el gobierno”, explica el presidente en el decreto.

Mientras que el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, expresó que esta convocatoria da cumplimiento al artículo 35 de Estrategia Nacional de Desarrollo y se corresponde a una de las promesas de campaña del presidente Danilo Medina que busca dar solución a una de las mayores dificultades históricas que ha tenido el país.

“El proceso debe contemplar las bases de consulta, discusión, concreción y firma siempre siguiendo una metodología participativa e inclusiva, tal como se realizo durante el pacto educativo”, expresó.


A través de esa convocatoria están invitadas por lo menos 59 organizaciones y más de 55 expertos de diversas disciplinas dejando la posibilidad de convocar también a expertos adicionales según se entienda necesario.

Monseñor Agripino Núñez Collado anunció que la apertura formal del Pacto Eléctrico se realizará a mediados del mes próximo luego que queden definidos y aprobados los aspectos metodológicos del mismo y el calendario de discusión.

Núñez Collado, quien preside el Consejo Económico y Social (CES) se reunió con la Comisión Coordinadora del Pacto Eléctrico y con el ministro de la Presidencia, Gustavo Montalvo, para definir los aspectos metodológicos y el calendario de discusión.
Plan Integral

La ejecución del Plan Integral del sector eléctrico, diseñado por la actual administración para enfrentar la crisis que por décadas ha afectado ese servicio en el país, ha logrado avances notables, sobre todo en cuanto al cambio de matriz y la reducción de pérdidas, aseguró el vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales, Rubén Bichara.

Reveló que los equipos y maquinarias de las turbinas de Punta Catalina comenzarán a llegar al país en cinco embarques consecutivos mensuales, el primero de los cuales llegaría en octubre del próximo año.

A esto se une el inicio la pasada semana de los trabajos de construcción del ciclo combinado, que permitirá aumentar en 114 megavatios la generación de la Central Los Mina, sin incrementar el uso de combustible, lo que ahorraría al Estado unos 120 millones de dólares al año.

Dijo que además ya se dan los toques finales a un acuerdo que permitirá la conversión a gas natural del parque de generación de San Pedro de Macorís, además de que la CDEEE impulsa siete proyectos de energía renovables.

También citó la construcción de 16 microcentrales hidroeléctricas que han impactado a 1,619 familias en zonas rurales alejadas de los grandes centros poblacionales.


En cuanto a la reducción de pérdidas y eficiencia en la gestión, los otros ejes del Plan Integral, el vicepresidente ejecutivo de la CDEEE citó la conclusión de 72 proyectos de rehabilitación de redes en todo el país, gracias a la cooperación del Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial y la OFID. Mediante estos proyectos, que implicaron la rehabilitación de 1,826 kilómetros de redes, se logró la normalización de 243,940 clientes de sectores que antes eran considerados de difícil gestión.

El representante local del Banco Mundial, McDonald Benjamín, calificó de una “ficción” la creencia generalizada de que son los pequeños usuarios del servicio eléctrico los mayores causantes del déficit operativo del subsector eléctrico, puesto que dejó entender que son mejores pagadores que los grandes consumidores, además de que consumen muchos menos del 10% de toda la oferta.

Este pacto, dijo, es una oportunidad para cambiar el enfoque del problema eléctrico dominicano. A la vez, destacó el apoyo que ha dado el Banco Mundial al programa 24 horas, que ha llegado a más de 106,000 hogares. Así como también a la rehabilitación de redes y otras iniciativas.

Planteó que los proyectos implementados por el organismo internacional podrían servir como referencia para la definición del acuerdo. Propuso que se dé continuidad a los mismos en procura de convertir a todos los usuarios en clientes.

Situación del sector

La última medición oficial de la demanda eléctrica nacional registrada por el SENI (Sistema Eléctrico Nacional Interconectado) en el 2008 y reportada a los organismos internacionales era de 1,944 megavatios, con un crecimiento anual acumulativo de 4%, que estimó “conservador”. De ese total sólo se suplía efectivamente un 86%. Pero a esta demanda hay que agregarle otros 1,600 megavatios de energía autogenerada por la grandes y medianas empresas no conectadas al SENI.
De 2008 a la fecha, se han agregado unos 650 megavatios más a la demanda total, la que vendría siendo en estos momentos de unos 4,200 megavatios.

Durante su discurso del 27 de febrero del 2013 ante la Asamblea Nacional del presidente de la República Danilo Medina, dijo que para conjurar un déficit en la oferta eléctrica, el Estado se comprometía a invertir en 1,500 megavatios nuevos a carbón o gas natural.

A esa promesa gubernamental es que responde la inversión del Estado en la central de Punta Catalina.

A pesar de que la Ley Eléctrica concedió enormes oportunidades al sector privado de enjugar esta demanda con nuevos desarrollos de generación, esto no ha ocurrido en toda su extensión.

Marcos Cochón, presidente de la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE) confesó esta semana pasada, en su intervención ante la Cámara Americana de Comercio, que ha habido retraso en la inversión del sector privado en nueva generación pero que ha sido la falta de licitaciones públicas la barrera que lo ha impedido.

(La central térmica alimentada por carbón mineral de Punta Catalina, es el resultado de una licitación pública del Estado que cumplió con todos los requisitos de concurso público local e internacional).

Aunque al Estado le resta por invertir para generar otros 750 megavatios nuevos para cumplir la promesa del 27 de febrero del 2013, se espera que el Pacto Eléctrico permita a la ADIE comprometer la inversión necesaria, ya sea en asociación con el Estado o de manera particular, para cumplir con este gran objetivo nacional del presidente Medina.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas