Internacionales

Bogotá, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, aseguró que confía en la pronta solución del impasse surgido en las conversaciones de paz, tras su decisión de suspender el viaje de los negociadores gubernamentales a La Habana.

Quiero que las conversaciones continúen y que este impasse se resuelva en buena forma y rápidamente, dijo el mandatario este miércoles durante la entrega de tierras, recursos para proyectos productivos y viviendas a víctimas del conflicto armado en Ataco, Tolima.

Santos canceló el viaje de su equipo negociador a La Habana, sede de las pláticas, tras la desaparición del general Rubén Darío Alzate, quien llegó de civil y sin escolta al caserío Las Mercedes, departamento de Chocó, usando una embarcación.

Tras cuestionar la presencia en la zona del comandante de la fuerza de tarea Titán violando los protocolos de seguridad establecidos, Santos responsabilizó a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP) con lo que llamó el secuestro de un alto militar.

Ayer el movimiento insurgente reivindicó la retención del general mientras transitaba por el área de operaciones de guerra.

Sus representantes en la mesa de negociaciones expresaron voluntad para solucionar con prontitud esa situación a fin de proseguir las pláticas.

Desde 2012 representantes gubernamentales y de las FARC-EP dialogan en Cuba con el propósito de terminar más de 50 años de conflicto armado, el cual dejó unos seis millones de víctimas, entre ellos 230 mil muertos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas