Economía

Unos 2 mil millones de personas sufren deficiencias de nutrientes esenciales para llevar una vida saludable y, a su vez, el desperdicio de alimentos y la obesidad han aumentado en el mundo, estos son algunos datos que figuran en un nuevo libro publicado por la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Esta información fue dada a conocer en el marco de la Segunda Conferencia Internacional sobre Nutrición que se celebra esta semana en Roma, donde se explica que “la dificultad fundamental actualmente consiste en mejorar la nutrición de forma sostenible mediante la aplicación de políticas coherentes y medidas mejor coordinadas entre todos los sectores pertinentes”.

La publicación es un compendio dedicado al estado de la nutrición y presenta información sobre las deficiencias alimentarias, el sobrepeso y las enfermedades no transmisibles desde 1990 a la fecha.

Está especialmente dirigido a los que diseñan las políticas públicas y también incluye una versión para los teléfonos móviles. El documento recomienda a los Estados «elaborar o revisar los planes nacionales de nutrición», así como “fortalecer los marcos jurídicos y la capacidad estratégica en la esfera nutricional”.

El folleto revela, además, que se ha avanzado en la reducción del porcentaje de personas que padecen hambre en el mundo, aunque el número de quienes están en esa situación sigue siendo alto y disminuirlo para el año 2015 está fuera de alcance.

En otro orden, la erradicación del hambre crónica, que afecta a 800 millones de personas, y el combate contra la malnutrición pasan por el fomento de una alimentación “sostenible”, según propugna la cumbre.

Tanto la FAO y como la Organización Mundial de la Salud (OMS) consideran esencial que gobiernos, empresas y sociedades colaboren para erradicar la malnutrición en el mundo.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas