Internacionales

Putin dialoga en Moscú con presidente francés François Hollande

Moscú, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El presidente ruso, Vladimir Putin, sostuvo hoy una reunión con su par francés, François Hollande, en el aeropuerto moscovita de Vnukovo-2, donde el mandatario galo hizo una escala en ruta de regreso a París desde Kazajstán.

Al agradecer el aterrizaje por unos minutos en la terminal aérea de las afueras de Moscú, el líder ruso aseguró que pese a la complejidad de los problemas, los análisis llevados a cabo dan resultados positivos y esta breve escala de trabajo favorecerá a buscar soluciones.

Reiteró el jefe del Kremlin su gratitud porque Hollande concretara una idea que evalujaron durante la estancia de ambos en Australia en la Cumbre de las 20 economías más desarrolladas (G-20).

Hollande, por su parte, expresó agradecimiento porque Putin reservara algunos minutos para conversar con él.
Es necesario en estos momentos librarnos de los obstáculos y barreras que nos separan, expresó.

Consideré importante detenerme a dialogar con usted acerca de todos los sufrimientos derivados de la crisis ucraniana para ese pueblo, para Rusia y para la Unión Europea, sostuvo.

Sin que hasta el momento haya trascendido el contenido de la plática, los periodistas presentes en Vnukovo coinciden en señalar como el centro del diálogo la situación en Ucrania y la retención de la entrega a Moscú de dos buques portahelicópteros franceses del tipo Mistral.

Un contrato valorado en mil 200 millones de euros rubricado en 2011 establecía que París debía poner a disposición del Ministerio de Defensa de Rusia la primera de esas naves a finales de noviembre de 2014.
Rusia ha advertido que de incumplirse ese contrato establecerá una demanda para que Francia pague una indemnización de más de tres mil millones de euros.

Junto a Polonia y Alemania, Francia firmó como garante del acuerdo rubricado en Kiev el 21 de febrero de 2014 entre el entonces presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, y los líderes de la oposición que horas después violaron ese pacto y encabezaron un golpe de estado.

Sin embargo, al igual que el resto de los otros miembros de la Unión Europea, lejos de criticar la ruptura del orden constitucional ucraniano con la participación de escuadrones neofascistas, París respaldó a los golpistas.

Bajo presión de Estados Unidos, asimismo, la administración de Hollande se sumó a la oleada de sanciones de Occidente contra Moscú por su rechazo al golpe de estado en Kiev, y hasta el momento se niega a entregar las embarcaciones contratadas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas