Lo Último

Obispos preocupados por la desigualdad; valoran esfuerzos del gobierno por mejorar la educación

La Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) mostró su preocupación por los elevados niveles de desigualdad social, a pesar del crecimiento económico y valoró los esfuerzos del gobierno por mejorar la educación y por la puesta en marcha del sistema de atención de emergencia y seguridad 9.1.1

En un mensaje con motivo de la celebración el 27 de febrero del Día de la Independencia Nacional y titulado ‘Que la justicia y la paz se encuentren’, los obispos cuestionaron los niveles de criminalidad, el narcotráfico y la corrupción.

Señalaron que el crecimiento económico que ha experimentado la sociedad dominicana en los últimos años no se ha traducido en una reducción significativa de la pobreza, ya que, explicaron, esta se mantiene en torno al 40% de la población, muy por encima de la media latinoamericana, que es de 28 %.

En su mensaje, los obispos se hicieron eco de datos de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), que señalan que si bien en la República Dominicana el porcentaje de pobres se ha reducido levemente, la indigencia ha aumentado en términos absolutos, al mantenerse en torno al 20 % de la población frente a un 12 % de promedio en la región.

Al mismo tiempo, se refirieron a la deficiencia del sistema eléctrico.

Sobre este aspecto, dijeron que si bien el pacto eléctrico constituye un intento para mejorar la eficiencia de este servicio «es cuestionable que el Estado en su visión política tenga que recurrir a pactos entre los actores cuyos intereses son meramente lucrativos para poder definir servicios que son esenciales en el desenvolvimiento social de toda la población».

Los obispos consideraron que el pacto eléctrico «es también una clara manifestación del vacío de institucionalidad del país que aumenta la sensación de que los derechos de todos los ciudadanos dependen de grupos «de expertos», de empresarios y de políticos que se ponen de acuerdo en sesiones cerradas al público».

Los obispos insistieron en la necesidad de que se apruebe la ley de partidos políticos y manifestaron que en sobre el tema migratorio se requiere una posición racional y justa para su solución, por lo que se hace necesario reencausarse institucionalmente las relaciones entre Haití y la República Dominicana.

«Lo hacen con el propósito de que estos a su vez les concedan privilegios tributarios y les favorezcan con la elaboración de leyes que resulten ventajosas para sus empresas y negocios. Así la política es vista más como un negocio que como un servicio al bien común», manifestaron los religiosos.

Por otro lado, la Conferencia del Episcopado Dominicano insistió en rechazar la despenalización de la interrupción del embarazo en algunos casos, y advirtió de que una futura ley sobre la aprobación «generalizada» del aborto en el país «será inconstitucional».

últimas Noticias
Noticias Relacionadas