Internacionales

Viena, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El gobierno de Austria advirtió que si Alemania cierra las fronteras al flujo migratorio, ello crearía una acumulación de indocumentados en su territorio y podría ser necesario el uso de la fuerza.

Ante la incesante llegada de foráneos, las autoridades germanas decidieron reintroducir controles fronterizos y disminuir el tráfico ferroviario, tras señalar que la capacidad de acogida del país no es ilimitada.

Por su parte, la ministra austríaca de Interior, Johanna Mikl-Leitner, sostuvo que si Berlín cierra fronteras, «entonces habrá una acumulación masiva acá en Austria» y «debemos suponer que surgirán imágenes de fuerza pues el uso de la fuerza será necesario».

Agregó que también se requeriría una rápida respuesta europea para ayudar a las autoridades a gestionar la situación.

La mayor parte de los indocumentados que pasan por Austria buscan llegar a Alemania, donde cada día ingresa un promedio de 10 mil personas.

Berlín indicó que este año espera recibir 800 mil solicitudes de asilo, en tanto la indetenible afluencia está poniendo a prueba la capacidad interna de hacer frente a la situación.

La Organización Internacional para las Migraciones informó hoy que este año al menos 522 mil 134 inmigrantes llegaron a Europa, cifra considerablemente superior a los 219 mil registrados en todo el 2014.

El fenómeno está considerado la mayor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial, mientras varios países europeos se niegan a abrir puertas a los llegados, la mayoría procedentes de países en conflicto como Siria, o sumidos en la miseria como Eritrea.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas