Opinión

El PLD necesita jugar a cabalidad su rol de Partido de Gobierno.

Hace días el PRM cuestionó una de las políticas claves de nuestro gobierno: «Las visitas sorpresas»
Al día de hoy el partido no ha respondido los argumentos esgrimidos por la oposición.

No ha respondido porque no tiene la información, necesaria para hacer frente a la actitud electoralista del PRM. Eso no hubiera pasado si los organismos correspondientes le hubiesen dado el seguimiento que señalan los métodos de trabajo peledeistas.

A pesar que no existe un solo milímetro del territorio dominicano que no esté bajo jurisdicción de un organismo del Partido, esos organismos no están realizando la labor de veedores de las políticas públicas.

Parece que se dedica más tiempo a cosas secundarias como los proyectos particulares de poder que al cumplimiento de las metas partidista. Hemos apartado nuestra cultura política, desechamos los instrumentos que nos han hecho grandes y fuertes (Métodos de trabajo, Fundamentos teóricos).

Es tiempo de retomar el trabajo partidario, hay un gobierno dispuesto a transformar el País mediante la educación y la promoción de una economía popular vigorosa.

Creo que la reflexión debe empezar con dar respuestas dos cuestiones:

¿Qué es un Partido de Gobierno?

¿Cómo ser un Partido de un gobierno para la transformación Política, Económica y Social de República Dominicana
El PLD no fue creado para que sus miembros engrasen la nómina pública. Fue creado para llegar al poder y desde allí hacer realidad nuestro objetivo estratégico.

Los peledeístas debemos de tener en cuenta que hemos recibido el mandato del Pueblo y como tal tenemos la obligación de hacer efectivas y contundentes políticas públicas, ejecutarlas o ayudar a su implementación
Un compañero de un paraje, no es Ministro de Salud Pública, pero puede y debe junto a los demás miembros del Partido en esa remota aldea poner los medios a su alcance para reducir la mortalidad materno infantil, vacunar, mejorar el medio ambiente, promover hábitos positivos en la alimentación y cuidados de la salud, lo mismo en educación, créditos, viviendas, infraestructuras.

Los organismos deben retomar la reuniones periódicas, deben elaborar un plan de trabajo que tome en cuenta las relaciones partido-gobierno-sociedad.

Los problemas nacionales requieren la acción decidida consciente, coherente y sostenida del Partido, junto a la gente: acompañarlos en su diario vivir, organizarlos, ayudándoles a conseguir un nivel de conciencia, que les haga capaces de modificar su entorno y construir un mejor presente lleno de Justicia Social y solidaridad,
Hay que acompañar a la gente en el territorio. Tener un local abierto pendiente del palpitar de la gente y organismos activos con reuniones periódicas.

¡Hay mucho por hacer y todos y cada uno de los peledeistas estamos convocados a formarnos para saber ¿Cuál es nuestra misión? y como desarrollarla con éxito!

Cada peledeista es co responsable de la buena aplicación de las políticas públicas en nuestras comunidades.
Nos corresponde ser los VEEDORES por excelencia del gobierno; somos quienes conocemos los niños menores de 5 años que merecen ser nutridos y cuidados por los médicos y enfermeras. Somos los que tratamos a diario con los jóvenes que requieren formación profesional y trabajo de calidad.

Estemos ahí, para decir que hay un partido y un gobierno que trabajan para la transformación de la República en un País próspero, justo y solidario.

La Labor de un Boschista es ser agente de Desarrollo, hay que decirle a la gente que sólo ellos en unión de sus comunidades pueden transformar sus vidas y conseguir cotas más altas de justicia social.

Un compañero de un paraje, no es Ministro de Salud Pública, pero puede y debe junto a los demás miembros del Partido en esa remota aldea poner los medios a su alcance para reducir la mortalidad materno infantil, vacunar, mejorar el medio ambiente, promover hábitos positivos en la alimentación y cuidados de la salud, lo mismo en educación, créditos, viviendas, infraestructuras.

«La política debe ser el ámbito para luchar por conquistar y solidificar posiciones para instalar en República Dominicana la Democracia Social, que termine con la inequidad, las injusticias, los privilegios, el hambre, la miseria y haga de los dominicanos ciudadanos libres, justos y solidarios.»

Noticias Relacionadas