Internacionales

Londres, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Pese a su elección por una abrumadora mayoría, el nuevo dirigente laborista Jeremy Corbyn debió rechazar este domingo presiones para su renuncia, mientras llamó a un consenso sobre el programa de submarinos con misiles nucleares Trident.

Durante el congreso anual del Partido Laborista, Corbyn, considerado el representante del ala izquierda dentro de esa agrupación, declaró al dominical The Observer que de ninguna forma aceptará presiones de otros diputados.

Corbyn resultó elegido por más de 60 por ciento de los votos depositados en las elecciones primarias de su partido, efectuadas desde mediados de agosto hasta principios de este mes, pero sus planteamientos encuentran oposición en el ala centrista del laborismo.

En referencia a su rechazo a la renovación del programa de misiles nucleares Trident en los submarinos británicos, el político de 66 años admitió que habrá una votación libre dentro del gabinete en la sombra del partido opositor.

Vamos a buscar una especie de reacomodo de opiniones, pero tampoco veo nada malo en la existencia de diferencias, consideró Corbyn, cuyo ascenso a la jefatura de su partido es visto como una amenaza para sectores del laborismo más cercanos a posiciones conservadoras.

Algunos ministros del ejecutivo en la sombra favorecen la renovación del programa Trident, destaca la publicación.

El máximo dirigente del Partido Laborista se preguntó si era necesario gastar 20 mil millones de libras esterlinas (30 mil 200 millones de dólares) de los contribuyentes, en medio de una crisis económica, para retocar el sistema de disuasión del Reino Unido.

Tampoco nos pronunciamos por finalizar el programa Trident, pero el camino correcto como país firmante del Tratado de No Proliferación es favorecer el paulatino desarme nuclear en el orbe, subrayó.

Además del asunto de los Trident, Corbyn deberá lidiar con discusiones internas sobre la posición de su partido respecto a la salida o permanencia británica en la Unión Europea y a las políticas económicas.

El laborismo sufrió un fuerte retroceso en las elecciones generales del 7 de mayo pasado, lo cual llevó a la dimisión de Edward Miliband, a quien sustituyó en este mes Corbyn, un activo participante en la campaña por el desarme nuclear en esta nación.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas