Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, puso fin a las especulaciones y anunció que no correrá como candidato a la presidencia del país.

El anuncio ocurrió luego de 11 semanas de haber dicho que sopesaría seriamente una oferta presidencial, y acrecentó las especulaciones aún más cuando le dijo esta semana a una audiencia en un evento de cambio climático que había sostenido una reunión de dos horas con el presidente Barack Obama, sin revelar el tema.

El político, acompañado en los jardines de la Mansión Ejecutiva de su esposa Jill y el presidente Barack Obama, dijo a los estadounidenses que no veía un camino hacia adelante para su candidatura.

He llegado a la conclusión de que se cerró la ventana para montar «una campaña realista para presidente», afirmó después de considerar un desafío a la candidatura de Hillary Clinton, la favorita demócrata para ganar la boleta partidista.

En las últimas semanas parecía que el apoyo a una candidatura de Biden crecía, especialmente cuando Clinton se enfrenta a la controversia en torno al uso de un servidor de correo electrónico privada como secretario de Estado.

Sin embargo, después del primer debate partidista en Las Vegas, Nevada, la exsecretaria de Estado tuvo un repunte y aumentó sus números en las encuestas.

Eso llevó a muchos analistas a preguntarse si Biden había esperado demasiado tiempo para entrar en la carrera.

Según un artículo de opinión anterior al anuncio y que publica hoy el sitio digital RealClearPolitics, la sabiduría convencional parece girar en torno a dos teorías: en realidad no ha tomado una decisión, o espera en estado de alerta en caso de que algo catastrófico afecte a Clinton.

Desde hace semanas el tema ocupaba la atención de expertos en campaña, y existían opiniones encontradas de los que estaban en contra de su candidatura y los que estaban a favor.

Una nueva encuesta publicada el 19 de octubre mostró que el nivel de entusiasmo por Biden disminuyó, algo sintomático tras el sólido desempeño mostrado por Hillary en el primer debate partidista celebrado en Las Vegas, Nevada.

La pesquisa de CNN/ORC encontró que el 47 por ciento de los votantes registrados demócratas o de esa tendencia lo querían en la puja, mientras que el 49 por ciento no lo hizo. En agosto, ante esa pregunta, los votantes apoyaban al político seis puntos más.

Por otra parte, la estratega demócrata Hilary Rosen opinó que con Clinton ya había un candidato que trataba de construir su carrera sobre el legado de Obama, por lo que Biden tendría que explicar por qué iba a hacerlo mejor, otro argumento que, al parecer, pesó en su decisión.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas