Opinión

Los adversarios del PLD no tienen cultura de sentido de cuerpo. Tenerlo significa manejarse como totalidad y encontrar los puntos que unifican o por lo menos acercan; consensuar y no creerse todos líderes estrellas.

Complace ver como discurre una reunión del Comité Político, la cual es un juego de inteligencia hasta llegar al acuerdo o preferir una salida para no seguir con un tema árido.

¡El consenso es clave para actuar con sentido de cuerpo!

La crisis de mayores riesgos la sufrió el PLD cuando una parte del Partido decidió recorrer el camino de la reelección; lo hizo inicialmente sin buscar el consenso, el cual pudo lograrse después de más de un mes de arriesgado enfrentamiento. Se firmó un acuerdo de 15 puntos por los 35 miembros del CP y luego sometido a la ratificación de la Convención Nacional de Delegados, celebrada el 30 de agosto pasado.

El acuerdo fue ponerle un yeso a la fractura, hasta que cure. Efectivamente, se trataba de una fractura, no de una fracción. Nuestra lengua es precisa y su buen uso siempre es necesario en la comunicación política. La Real Academia de la Lengua Española define fracturar como romper o quebrar algo; fraccionar es dividir algo en partes o fracciones. Son dos palabras que recrean dos situaciones diferentes. En el PLD ha habido fractura, no división.

Lo que evita llegar a fraccionarse es el yeso que acerca a los huesos quebrados y al cabo de un tiempo desaparece la fractura juntando los huesos; pasa en los humanos, los animales, las plantas y en las organizaciones políticas.

Tener sentido de cuerpo nos unifica para asumir el proceso electoral y la conducción del Estado sin llevar (a las elecciones y al Estado) un comportamiento fraccionado.

De ahí que nos vamos articulando como partido para servir de soporte y apoyo a todos los candidatos, empezando por el propuesto a ser repostulado a la presidencia de la República, Lic. Danilo Medina.

Desde las redes y los medios se ve montarse una estrategia de invalidación moral contra el Presidente Medina, tirando en sus pies los irregulares manejos en la OISOE. Lo hacen a pesar de que él no tiene nada que ver y a sabiendas de que se ha procedido contra las personas señaladas, apoderando al Procurador Adjunto en materia de corrupción.

El morbo ha sido recreado para tratar de llegarle directamente al Presidente. Es tiempo de que el Procurador General actúe (tiene la atribución legal) ante la ofensa al Presidente, que es como se denomina infamarlo e injuriarlo.

El PLD soporta en sus hombros el sistema de partidos políticos, por eso es una organización política con tanto poder. La democracia descansa en el sistema de partidos, por tanto en este país, por el momento, la democracia se sustenta sobre los hombros del PLD.

Este país no es Haití, el cual se formó sobre un conglomerado humano sin atisbos de tejidos sociales y económicos para dar paso a una Nación.

República Dominicana se enfrentó a los españoles para restaurar la República y ha tenido dos intervenciones militares norteamericanas, las cuales ha resistido con heroicidad.

Las morbosidades contra el Presidente Medina están siendo tan agresivas como fueron contra Leonel, debemos responderlas con sentido de cuerpo por todo el Partido.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas