Hablan los hechos

Golpe de Estado a la portuguesa: la dictadura europeísta desenmascarada

Pensábamos que habíamos visto todo con la farsa y el desconocimiento de las 2 últimas elecciones griegas por parte de la burocracia antidemocrática de Bruselas y Berlín, y el referendo ganado por el NO por 62%. Portugal ha puesto el límite aún más alto después que su Presidente ha bloqueado la formación de un gobierno de una mayoría parlamentaria antiausteridad y que cuestiona el “Consenso de Bruselas”.

«Portugal cruza el Rubicón, mientras que la izquierda anti euro se le prohíbe gobernar”

Portugal ha entrado en aguas políticas peligrosas. Por primera vez desde la creación de la Unión Monetaria Europea, un Estado miembro ha tomado la decisión explícita de bloquear el acceso al poder a los partidos contrarios al consenso de austeridad y neoliberal impuesto desde Bruselas y Berlín, en nombre del interés nacional.

Aníbal Cavaco Silva, el Presidente de la República de Portugal, rechazó el nombramiento de un gobierno de coalición de izquierda, incluso a pesar de que ha obtenido la mayoría absoluta en el parlamento portugués (127 diputados contra 107 de la derecha) y tiene el mandato de sus electoresde poner fin al régimen de austeridad impuesta por la troika.

El Presidente portugués, consideró demasiado arriesgado dejar que el Bloque de Izquierda y los Comunistas se acerquen poder junto al Partido Socialista, en insistió en que los conservadores encabezados por el Primer Ministro Pedro Passos Cohelo deben formar un gobierno de minoría para satisfacer a Bruselas y calmar a los mercados financieros internacionales.

La democracia debe mantenerse en segundo lugar, detrás de las prioridades que son cumplir las reglas del euro y mantenerse a la eurozona.

«En 40 años de democracia, ningún gobierno de Portugal se instaló con el apoyo de las fuerzas anti- europeas que han hecho campaña para derogar el Tratado de Lisboa, el Pacto Fiscal, el Pacto de Crecimiento y el Pacto de Estabilidad y desmantelar Unión Monetaria ysacar a Portugal fuera del euro, además de querer disolver la OTAN «, dijo el Presidente conservador Cavaco Silva.

«Este es el peor momento para un cambio radical de los fundamentos de nuestra democracia. Después de soportar un costoso programa de asistencia financiera que ha dado lugar a sacrificios, es mi deber, dentro de mi autoridad constitucional, hacer todo lo posible para evitar el envío de señales equivocadas a las instituciones financieras, los inversores y los mercados.» ( … )

El líder de los socialistas, Antonio Costa, reaccionó violentamente, llamando a la decisión del presidente «un grave error» que amenaza con sumir al país en una tormenta política.

«Es inaceptable querer usurpar las competencias exclusivas del Parlamento. Los socialistas no están de acuerdo en recibir lecciones del profesor Cavaco Silva en la defensa de la democracia», declaró. (…)

Habrá nuevas elecciones antes de la segunda mitad del próximo año según establece la Constitución portuguesa, pero el país puede, por tanto, entrar en un año de parálisis política. (…)

La deuda pública de Portugal es del 127% del PIB, o 370% de la deuda total, esto es, peor que la de Grecia. (…)».

El discurso del presidente de Portugal es histórico: por primera vez, un importante político europeo reconoce claramente: Que el «voto democrático» sólo es válida para ciertos partidos (después de que el cordón sanitario instituido para la extrema derecha, ahora los partidos de austeridad contra y / o contra el euro también son relegados a las filas de parias políticos aunque tengan el favor popular);

Que Europa está por encima de la democracia;

Que los mercados están por encima de la democracia.

Dejaremos la última palabra al editor económico del diario Daily Telegraph de Reino Unido, Ambrose Evans-Pritchards:

«Los socialistas europeos se enfrentan a un dilema. Finalmente están despertando a la desagradable verdad de que la unión monetaria es un proyecto de derecho autoritario, que se deshizo de la careta democrática, por lo que cualquier intento de actuar en contra de este hecho puede impedirles llegar al poder. Bruselas ha creado realmente un monstruo.»

Aníbal Cavaco Silva, Presidente de la República de Portugal

Antonio Costa, líder del Partido Socialista (PS), y propuesto Primer Ministro por el pacto entre los socialistas, los comunistas y el Bloque de Izquierda luego de las elecciones parlamentarias en que sacaron mayoría absoluta, con 127 diputados y 2.8 millones de votantes en conjunto.

Pedro Passos Coelho, Primer Ministro saliente de la alianza de derecha Centro Democrático y Social (CDS)/Partido Social Demócrata (PSD) que solo obtuvo 107 diputados (2.1 millones de votos) y la mayoría requiere 117.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas