Internacionales

La Habana (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La exsecretaria de Estado y aspirante a la nominación demócrata Hillary Clinton fortalece su posición para apuntalar el deseo de ser la candidata del partido que enfrente el reto de los republicanos en las urnas, en noviembre de 2016.

Con la aureola de una candidatura temible, la también exprimera dama atrajo, desde antes de presentar su aspiración, el ataque de los republicanos empeñados en restarle los méritos que la pueden llevar a ser la primera mujer estadounidense que llega a la Oficina Oval.

Luego de ser blanco de fuertes críticas por su actuación cuando se desempeñaba al frente de la cartera diplomática en los momentos en que se produjo el ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi, Libia, en el que murieron cuatro representantes de su país, incluido el embajador Christopher Stevens, Clinton resurge como Ave Fénix, estiman analistas políticos.

En una jugada favorable para la unidad del voto de la agrupación, el vicepresidente Joseph Biden despejó las dudas y dijo el jueves 22 de octubre que no correría por la Casa Blanca, lo que sin duda da más apoyo a la actual favorita y evitó un fraccionamiento de los partidarios de que Clinton, en parte, cimente el legado del presidente Barack Obama.

La prueba de fuego para la exfuncionaria del gobierno se produjo el 22 de octubre cuando se presentó ante el Comité Selecto de la Cámara sobre Bengasi, un escenario empedrado por los republicanos con muchas trampas para descarrilar su campaña electoral.

Tras una maratónica jornada, Clinton surgió en gran parte indemne luego de soportar una andanada de cuestionamientos de los republicanos, incluido su uso de los correos electrónicos que pudieron estar vinculados a esos acontecimientos.

En todo caso, el único daño político serio parece fue para los líderes republicanos del panel, que fueron puestos en varias ocasiones a la defensiva por los integrantes demócratas del foro, reseñó el diario digital The Hill.
Hillary hizo gala de una calma pasmosa y una tras otra respondió con aplomo a las punzantes interrogantes de sus contrarios, quienes evidenciaron que el trabajo del Comité tenía un fin, afectar su candidatura.

Tommy Vietor, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional durante los ataques de 2012, opinó que los republicanos no lograron sacudir a la exsecretaria de Estado.

«Estaba completamente tranquila, relajada y profesional, dijo Vietor, lo que para muchos fue una muestra de sus dotes de liderazgo, algo importante para alguien que aspira a la presidencia de la nación.

Esta aparición de Clinton también debe tener un efecto notable sobre las acusaciones en su contra por el uso de un servidor privado para sus correos electrónicos.

Ella fue muy categórica y segura cuando afirmó que no realizaba su trabajo por esa vía, incluso que no tenía una computadora en su oficina cuando dirigía la diplomacia del país.

Al respecto del Comité, el influyente diario The Washington Post resumió diciendo que Hillary emergió ilesa de una audiencia de alto riesgo en el Congreso con una actuación suave y a veces conmovedora sobre su papel en un caso orquestado para que fuera uno de sus más grandes desafíos.

Tras esta prueba de fuego, Clinton debe afianzarse como el claro favorito para la nominación demócrata a la presidencia, después de varios meses en los que sus números en las encuestas bajaron notoriamente.

Su tropiezo llegó en parte debido al manejo de una controversia sobre el uso de una cuenta de correo electrónico privado, cuando ella era secretaria de Estado, y de la cual hay varias investigaciones en curso pero, al parecer, poco debe aflorar que pueda afectarla.

El FBI está investigando si la información clasificada se vio comprometida a través del sistema de correo electrónico de Clinton, que operaba fuera de los procedimientos y controles habituales del Departamento de Estado, aunque era algo permitido.

Mientras tanto, medios de prensa como The New York Times consideran que los del llamado partido rojo jugaron sus cartas en una partida que «sólo sirvió para avergonzar a los legisladores republicanos que gastaron millones de dólares en una cruzada política fallida», admitida en los últimos días incluso por prominentes figuras de esa agrupación.

Algo es indicativo del buen momento de Clinton lo mostró la primera encuesta que apareció después de esta audiencia.

Luego de estar a la saga del senador Bernie Sanders en Iowa, una encuesta de la Universidad Quinnipiac mostró que saltó a la punta con 11 puntos de ventaja sobre su contrincante, un mes después que la misma pesquisa la situaba un punto detrás de este.

Entre los demócratas de ese estado donde comienzan las primarias Clinton avanza con 51 por ciento contra 40 por ciento de Sanders.

El 92 por ciento de los encuestados dijo que Clinton tiene el tipo de experiencia para ser presidente, mientras que el 60 por ciento de los participantes tenía esa percepción de Sanders.

En resumen, Hillary tiene todo a su favor para convertirse en la primera mujer presidente de Estados Unidos, y más cuando el bando contrario muestra una gran división y carece de un aspirante que pueda aglutinar tendencias y el voto de los electores.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas