Internacionales

Brasilia, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Bancos públicos y privados de 24 de los 26 estados de Brasil, más el Distrito Federal de Brasilia abrieron hoy su puertas, después de que sus empleados aceptaron una propuesta de incremento salarial del 10 por ciento.

La decisión de cesar la huelga de 21 días fue acordada anoche en asambleas realizadas en las bases gremiales del sector en principales capitales del país, destacó la presidenta del Sindicato de los Bancarios de Sao Paulo, Juvandia Moreira.

Con el alza lograda en los sueldos será posible acumular un 20,83 por ciento de ganancia real en las pagas, subrayó Moreira, también una de las coordinadoras de esta paralización.

En su opinión, acabaron de poner fin a una de las interrupciones de labores más intensas de los últimos años, lo cual corrobora la fuerza del movimiento de trabajadores que cerró más del 60 por ciento de las agencias bancarias de Brasil.

De los 26 estados, en solo dos, Mato Grosso y Roraima, no hubo consenso de los empleados para reanudar las actividades este martes.

En Brasilia, las agencias públicas y privadas, con excepción de la Caixa Económica Federal y en Banco de Brasilia (BRB), reiniciaron sus labores y se observa un intenso movimiento y filas para realizar trámites personales.

Además del alza de los sueldos, la Federación Nacional de Entidades Financieras (Fenaban) anunció un mayor beneficio para los trabajadores y una mejor participación en los lucros, así como un aumento del 14 por ciento del bono para alimentación.

Este paro se registró un año después de la huelga del ramo que se extendió una semana en demanda igualmente de una subida de los sueldos y mejores condiciones de trabajo.

Durante la paralización, los bancos ofrecían solo la posibilidad de realizar pagos y extracciones de dinero en los cajeros automáticos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas