Internacionales

Ginebra, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La Organización Internacional del Trabajo (OIT) lanzó una campaña de acción para mejorar la situación de 21 millones de personas víctimas de esclavitud en el plano laboral.
Según ese organismo, cerca de 11,4 millones de mujeres y niñas, y 9,5 millones de hombres y niños laboran actualmente en condiciones de trabajo forzoso.

La misma fuente confirmó que alrededor de 19 millones de personas son explotadas por individuos o empresas privadas, que gracias a eso cada año obtienen ganancias ilegales cercanas a los 150 mil millones de dólares.

Respecto a esa situación, el director general de la OIT, Guy Ryder manifestó que para efectuar un cambio significativo en las vidas de las poblaciones vulnerables a este tipo de esclavitud hay que emprender acciones concretas e inmediatas.

En el acto efectuado en Londres participaron los principales actores de la lucha contra ese flagelo, los cuales expusieron formas en que las normas internacionales, los datos más confiables y las políticas fuertes e innovadoras pueden contribuir a disminuir las víctimas ese flagelo.

El protocolo sobre trabajo forzoso propuesto por la OIT es un instrumento jurídicamente vinculante que requiere que los gobiernos adopten medidas para luchar contra la esclavitud moderna en todas sus manifestaciones.

Este mecanismo actúa en tres niveles: prevención, protección e indemnización y una vez ratificado por la cantidad de países necesarios, estos deberán informar regularmente sobre las medidas concretas adoptadas para poner fin al problema.

Dicho documento garantiza a las víctimas el acceso a acciones jurídicas y de reparación, aunque no sean residentes legales del país donde trabajan y los gobiernos tendrán que sancionar las prácticas abusivas y fraudulentas de los contratistas y las agencias empleadoras.

Níger fue el primer país en este Protocolo laboral, decisión que representa una gran victoria para la lucha contra la esclavitud en un país donde decenas de miles de mujeres, hombres y niños siguen viviendo en servidumbre, enunció la OIT.

«Esta firma forma parte de nuestros esfuerzos para combatir la plaga que está infectando nuestra sociedad», señaló el ministro de Empleo, Trabajo y Seguridad Social de Níger, Salissou Ada quien agregó que al ratificar el Protocolo, su nación responde a un compromiso político muy firme.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas