Internacionales

Naciones Unidas, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó de manera enérgica los bombardeos ejecutados por Estados Unidos en Kunduz, Afganistán, donde al menos 19 personas murieron y más de 30 resultaron heridas.

En un comunicado, el diplomático lamentó las bajas causadas por el ataque a un hospital en el que se encontraban pacientes y personal médico de la organización Médicos Sin Fronteras (MSF).

Ban recordó que las instalaciones de salud y el personal médico están protegidos por las leyes humanitarias internacionales.

Asimismo demandó una investigación imparcial sobre lo ocurrido en la norteña localidad afgana.

De acuerdo con el Secretario General, MSF opera el único hospital en Kunduz «bajo difíciles condiciones».

El Pentágono admitió el bombardeo de la instalación y prometió una investigación por lo que calificó de «bajas colaterales».

Más temprano, el alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al-Hussein señaló que no hay excusas ante los bombardeos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas