Internacionales

Guatemala, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El exmandatario de Guatemala Otto Pérez Molina, preso bajo cargos por corrupción, envió una carta a la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) para que velen por sus derechos humanos.

La misiva, dirigida al presidente de Ecuador Rafael Correa en su calidad de titular del bloque regional, fue entregada este jueves por la defensa del exgeneral retirado en la embajada del país sudamericano en esta capital.

Pérez Molina, recluido de manera preventiva en el Centro de Detención para Hombres o Cuartel Matamoros, solicita a la dirección del mecanismo integrador que cree una comisión para verificar su situación legal y política con vistas a emitir una sanción.

Los defensores del expresidente coinciden en que este es víctima de una persecución política por la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), dependencia de la Organización de Naciones Unidas dirigida en estos momentos por el colombiano Iván Velázquez.

A juicio de los juristas ese organismo externo actúa en esta coyuntura como un instrumento de injerencia del gobierno de Estados Unidos en las instituciones de justicia de Guatemala.

Las presuntas violaciones a los derechos de Pérez Molina son la eventual falta de acceso a la justicia, el principio de inocencia, el principio de legalidad y el derecho a una defensa, así como el atropello al derecho a la libertad, señalaron, citados por el diario digital Siglo 21.

Adelantaron, además, que probablemente presenten otras acciones ante la Secretaría de la ONU y en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, por violación a los derechos de su defendido.

Pérez Molina renunció a la presidencia el 3 de septiembre de 2015 ante la presión popular desatada tras las denuncias formuladas por la Cicig y el Ministerio Público acerca de su supuesto protagonismo al frente de la red de defraudación aduanera La Línea.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas