Internacionales

Bruselas, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) La Agencia Europea de Fronteras Externas (Frontex) solicitó el sábado 775 funcionarios adicionales para ayudar a gestionar el indetenible flujo migratorio, lo que supone el mayor pedido de la historia de esa entidad.

En un comunicado, Frontex detalló que 670 de los supervisores, encuestadores e intérpretes serán enviados a Italia y Grecia, por donde ingresa la mayor parte de los indocumentados llegados tras largas travesías en el mar.

La agencia indicó que este año casi 500 mil foráneos entraron al viejo continente a través de esas dos naciones y «ningún país puede gestionar tal presión migratoria en sus fronteras por sí mismo».

Agregó que resulta importante identificar y registrar adecuadamente a los llegados, para lo cual necesitan el aumento del personal.

«Los supervisores desempeñan una función clave para ayudar a las autoridades a determinar la nacionalidad de los migrantes y así identificarlos y registrarlos», agregó.

Aunque el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados reportó ayer una disminución de la entrada de foráneos a causa del empeoramiento de las condiciones del clima, el flujo no se detiene y cada días miles siguen arribando.

Casi todos tienen el propósito de emprender viaje a través de los países de Europa oriental y central para llegar a naciones como Alemania y Suecia, las que más solicitudes de asilo reciben.

Hungría, uno de los principales países de tránsito, anunció hoy que mañana terminará de levantar el muro en la frontera con Croacia, dirigido a detener la ola de viajeros.

En un intento de blindarse, la nación magiar construye una valla similar en sus límites con Serbia y comunicó que hará otra en la frontera con Rumanía.

Mientras, la canciller federal de Alemania, Ángela Merkel, indicó hoy que solo podrán permanecer en territorio germano como refugiados quienes puedan justificar la necesidad de protección.

La gobernante pidió se claros en ellos, pues quienes no tengan razones para la protección y sean migrantes por razones económicas, deberán salir de Alemania.

Una buena parte de los llegados a Europa pretenden radicarse en la nación germana, la cual ha estado recibiendo a las personas pero hace poco anunció que su capacidad de acogida es limitada.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas