Nacionales

El Despacho de la Primera Dama, Cándida Montilla de Medina, a través del Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID), impartió una charla en la que orientó a decenas de familias de niños con discapacidad sobre mejores estándares de vida.

Durante la exposición, la psicóloga clínica y encargada del servicio de Terapia Familiar en el CAID, Sandra Soto, explicó la importancia de la calidad de vida en las familias de niños y niñas con discapacidad.

Entrenamiento de las habilidades

“Para mejorar la calidad de vida en las familias que tienen un hijo o hija con una discapacidad, los profesionales debemos centrarnos en la psicoeducación sobre su condición, el entrenamiento de las habilidades parentales, la intervención en situaciones de crisis y del duelo, debido al diagnóstico”.

La psicóloga clínica dijo que la calidad de vida es multidimensional, está influenciada por factores ambientales, personales y sus interacciones. No existe una calidad de vida estándar para todas las familias, cada familia es única y diferente a las demás.

Una familia experimenta calidad de vida “cuando las necesidades de sus miembros están cubiertas, disfrutan de su vida juntos como familia, alcanzan sus metas y cumplen sus objetivos como grupo¨.

Más de 500 familias han mejorado calidad de vida gracias al CAID

Soto precisó que el desarrollo del bienestar en las familias que reciben terapia en el CAID, se ha hecho mediante el fortalecimiento personal, la construcción de vínculos sanos, el establecimiento de límites y la definición de roles.

De su lado, la supervisora de Servicios de Salud en el CAID, Mayra Ramos, informó que el Servicio de Terapia Familiar en el Centro ha mejorado la calidad de vida a más de 500 familias.

Madres comparten experiencias

En la actividad, fue proyectado un vídeo en el que madres de niños y niñas que reciben atención en el Centro, compartieron sus experiencias, a partir de que sus hijos son atendidos en el CAID.

“Un antes y un después”

La señora Lucrecia Carreño, madre del niño Leonardo Carreño, leyó una carta en la que manifestó su agradecimiento a la Primera Dama Cándida Montilla de Medina, por el apoyo que ha recibido.

“Agradezco inmensamente a la Primera Dama por la iniciativa del CAID. Me siento como si mi terapeuta familiar fuera mi amiga o alguien de mi familia ya que no me siento sola y encontré a alguien que me escucha, me guía y me da buenos consejos”.

Emocionada, Carreño siguió leyendo la carta: “He experimentado un antes y un después en el CAID. Mi niño presta más atención cuando le hablo, es mucho más alegre y autosuficiente, logré regresar a la universidad, soy más organizada y he mejorado en todas las áreas de mi vida”.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas