Economía

RD reduce pobreza 17% con inversión de 1% en gasto social

Especialista senior del BID valora que ahora el 60% de la asistencia social sean subsidios focalizados, muy por encima del 5%al año 2005.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) informó que el país redujo la pobreza en un 17 % en 10 años, solo con una inversión aproximada del 1% del Producto Interno Bruto (PIB), lo que evidencia la efectividad de los programas sociales que implementa el Gobierno dominicano.

En una presentación al Gabinete de Coordinación de Políticas Sociales, el especialista en protección social del BID, Sandro Parodi, señaló que los programas que dirige la vicepresidenta Margarita Cedeño, han alcanzado en solo una década la madurez institucional que a naciones como Brasil y México les tomó 20 años.

Estimó que sin las ejecutorias del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli), la cantidad de personas en pobreza extrema sería 24% mayor a lo que es hoy en día.

Valoró que en la actualidad el 60% de la asistencia social corresponde a subsidios focalizados, con relación al año 2005, cuya focalización llegaba solo al 5% “lo que indica que la República Dominicana ha mejorado en la planificación, efectividad, eficiencia e integralidad de las intervenciones estatales que buscan proteger a las familias más vulnerables del país”.

Parodi definió el alcance de Prosoli como “de cobertura claramente progresiva, lo cual, en términos de impacto, quiere decir que esa iniciativa social del Gobierno, en su evolución, garantiza que las familias que más necesitan, son las que más apoyo reciben”.

Aseguró que el gran paso dado se debe a la existencia del “Trípode de protección social”, algo único en la región, compuesto por el Sistema Único de Beneficiarios (Siuben), la Administradora de Subsidios Sociales (Adess) y el programa Progresando con Solidaridad (Prosoli); Instituciones que trabajan de forma integrada en la administración de los subsidios, la identificación certera de los hogares elegibles, y la estrategia de salida de la pobreza, coordinadas por la vicepresidencia de la República.

Parodi señaló que entre las focalizaciones que llegan a la población más vulnerable se encuentran los subsidios Comer es Primero, Bonogás y Bonoluz; así como el Incentivo a la Asistencia Escolar (ILAE) y el Bono Estudiantil Estudiando Progreso (BEEP), que se otorgan mediante las tarjetas de Subsidios Especiales y Progresando con Solidaridad, a través de la Adess.

Destacó que la protección social hacia las familias más pobres ha ido en aumento a través de esos subsidios e incentivos focalizados, los que calificó como “importantes avances en la cobertura”.

“pese a los montos modestos (de los subsidios) los efectos son positivos sobre la pobreza y la desigualdad”.
El BID valora la “modificación sustantiva en la composición del gasto en protección social no contributiva” que realiza Siuben con el reenfoque de los subsidios, lo que ha permitido focalizar las ayudas hacia la población que más la necesita.

Además de la vicepresidenta Margarita Cedeño, en la conferencia del especialista en protección social del BID, Sandro Parodi, estuvieron la representante del organismo, Flora Montealegre; las directoras del Siuben, Prosoli y el Gabinete Técnico, Matilde Chávez, Altagracia Suriel y Rosa María Suárez, respectivamente; los directores de la Adess y de los Centros Tecnológicos Comunitarios, Ramón González Paulino y Claudio Doñé, entre otros.

Noticias Relacionadas