Internacionales

Buenos Aires, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) En busca del voto justicialista que no acompañó al Frente para la Victoria (FpV) en las elecciones del domingo 25, el candidato presidencial Daniel Scioli relanzó su campaña de cara a la segunda vuelta el 22 de noviembre.

Mientras su rival de la alianza de derecha Cambiemos, Mauricio Macri, se tomó unos días de vacaciones según el servicio Infonews, Scioli viajó a Tucumán para la asunción la víspera del nuevo gobernador, Juan Manzur.

Allí, presentó una serie de nuevas proposiciones dirigidas a atraer al electorado del justicialismo que dio su voto al tercer candidato Sergio Massa, quien quedó fuera de la carrera por la Casa Rosada.

En San Miguel de Tucumán, capital de esa importante norteña provincia, Scioli se reunió con la mayoría de los gobernadores del FpV que acudieron para la ocasión, quienes cerraron fila y expresaron su apoyo en señal de unidad.

Agregó a las propuestas de su campaña sacarles las retenciones a determinados productos, a raíz de la baja de los precios internacionales, para apuntalar la producción interna. También adelantó subir las jubilaciones hasta el 82 por ciento y no descartó modificar el impuesto a las ganancias.

En declaraciones a la agencia de noticias Télam, dijo que con los gobernadores analizó intensificar la lucha contra el narcotráfico, para lo cual dispondrá el despliegue de todas las fuerzas de seguridad.

«Nosotros somos los que mejor interpretamos el mensaje del electorado y somos los que estamos más cerca de cumplir con sus necesidades», indicó Scioli en relación a los resultados de los comicios realizados el último domingo.
Reconoció que «estamos ante una nueva elección, es una gran final y, como corresponde, la campaña la lanzamos en Tucumán, la Cuna de la Independencia y con Juan Manzur gobernador», concluyó.

El candidato del FpV recibió el voto de nueve millones dos mil 242 electores para el 36,9 por ciento del sufragio, por encima de los ocho millones 382 mil que representan el 34,3 por ciento de Mauricio Macri, de la alianza de derecha Cambiemos, pero no le alcanzaron para ganar en primera vuelta.

En tercer lugar quedó Sergio Massa, de la coalición Una Nueva Alternativa (UNA), quien absorbió una gran cantidad del voto del peronismo de la provincia de Buenos Aires, el cual Scioli debe ahora recuperar para aspirar al triunfo el 22 de noviembre.

Para Massa fueron cinco millones 211 mil 755 de sufragios, y quien logre captar el favor de esta masa electoral tendrá la victoria asegurada el 22 de noviembre. Influirán también las posturas que asuman Massa y el resto de los dirigentes de UNA y, por ahora, le están haciendo el juego a Macri.

Para el comentarista político Daniel Mundo, de la agencia Paco Urondo, el candidato del FpV debe apartar su discurso de los temas que dictan las encuestas.

Si Scioli quiere ganar -sugiere- «debe empezar a tener un discurso propio, no que lo diferencie del discurso kirchnerista, quizás, pero sí que clarifique el futuro que va a inventar y que dependerá sólo de él. El proyecto es la realidad».

«Debe diferenciarse con claridad, sí, del discurso de Macri y del macrismo, cosa que no le va a resultar fácil. Éste también es un discurso de la repetición y las encuestas», concluye el articulista.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas