Internacionales

Moscú, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El presidente de Siria, Bashar al-Assad, afirmó en entrevista televisada hoy aquí que la coalición de Rusia, Siria, Irán e Iraq tiene como única opción vencer para evitar la ruina de todo el Medio Oriente.

La coalición integrada por esos cuatro países tiene que ganar o la región será destruida, sostuvo el mandatario en declaraciones al canal de noticias iraní IRNN, reproducidas por la cadena nacional rusa del canal 24.

Aseguró el gobernante que las autoridades sirias no creen en Estados Unidos debido a la política que junto a sus aliados la potencia norteamericana lleva a cabo en el Medio Oriente.

Informó que el daño causado a las infraestructuras del país en casi cinco años de guerra se estima en más de 200 mil millones de dólares, además de las 250 mil personas que han perdido la vida en el conflicto y entre seis y siete millones de desplazados de sus hogares.

Al-Assad apeló al derecho a la autodeterminación por parte de su pueblo al responder una pregunta relacionada con el cambio de posición de Occidente, que ahora no descarta la posible participación del titular en un gobierno interino de transición.

«Estoy diciendo clara y resueltamente que ningún extranjero puede usurpar la responsabilidad por el futuro de Siria, por el futuro de su sistema político», recalcó el líder constitucional del país.

Solo el pueblo sirio tiene el derecho de expresar sus puntos de vista sobre esos asuntos, así que todos esos comentarios de Occidente resultan inútiles para nosotros, recalcó.

El mandatario dijo que el pueblo sirio ha pagado un excesivo precio para llegar al acuerdo de convertirse en una nación dependiente «implementado la voluntad de Estados extranjeros».

La posición de Occidente ha comenzado a cambiar después que Europa encaró las manifestaciones de terrorismo y el flujo indetenible de refugiados, concluyó el gobernante.

Durante su más reciente visita a París, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, explicó a su par francés, François Hollande, que el apoyo del Kremlin a la ofensiva del Ejército sirio intenta preservar la integridad territorial del país árabe.

Añadió el líder ruso que durante la operación realizada por solicitud de Siria y dentro de las normas del Derecho Internacional, Moscú está dispuesto a coordinar las informaciones y continuar la búsqueda de un arreglo del conflicto con todas las partes interesadas.

Subrayó el jefe de Estado que los golpes aéreos están dirigidos contra el EI, el Frente al Nusra (vinculado con Al Qaeda) y a otros grupos, según el portavoz presidencial, Dmitri Peskov.

En contraste con la posición de Rusia, el jefe de la Casa Blanca, Barack Obama, aseguró en rueda de prensa que Washington mantendrá su apoyo a lo que denominó «grupos de la oposición contra el Gobierno» porque considera que «el problema aquí es al-Assad».

últimas Noticias
Noticias Relacionadas