Internacionales

Brasilia, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) Empleados de bancos brasileños anunciaron la continuación del paro de labores tras fracasar un nuevo dialogo con la Federación Nacional de entidades financieras (Fenaban).

La huelga, iniciada hace 15 días en todos los estados y el Distrito Federal de Brasilia, se mantiene, pues la Fenaban se niega a aceptar una propuesta de reajustar los salarios en un 16 por ciento, ofrecer garantías de empleo y una mayor participación en los lucros, destacó Juvandia Moreira, presidenta del gremio de Bancarios de Sao Paulo.

«El irrespeto continúa. Mañana, la huelga completa 16 días sin avance hasta el momento, queremos discutir un ajuste digno y no podemos aceptar la pérdida de salario», subrayó Moreira, también una de los coordinadores de esta paralización.

Según la Confederación Nacional dos Trabajadores del Ramo Financiero (Contraf-CUT), un total de 12 mil 496 agencias y 40 centros administrativos permanecen cerrados en todo el país.

Datos oficiales del Banco Central revelan que Brasil cuenta con 22 mil 975 agencias distribuidas en todo el territorio nacional.

El gremio demanda además mejores condiciones de trabajo, el fin de las metas abusivas e igualdad de oportunidades, así como elevar la participación en los lucros de las entidades hasta tres salarios mínimos (más de siete mil 246,82 reales -unos dos mil dólares-).

Este paro se registra un año después de la huelga del ramo que se extendió una semana en demanda igualmente de un aumento de los sueldos y mejores condiciones de trabajo.

Con las puertas cerradas, los bancos ofrecen solo la posibilidad de realizar pagos y extracciones de dinero en los cajeros automáticos.

Además de los trabajadores de bancos, profesores de la enseñanza media de Brasilia acordaron este martes proseguir con los brazos cruzados ante el rechazo de las autoridades de la capital federal de acatar sus demandas.
Los pedagogos demandan el cumplimiento del reajuste salarial previsto desde 2013, así como el pago en fecha de sus sueldos.

La huelga comenzó el jueves último con la movilización de más de tres mil pedagogos en el centro de Taguatinga, ciudad del Distrito Federal (DF) de esta urbe, y prosiguió con una protesta en las afueras del Palacio de Buriti, sede del gobierno del Distrito Federal.

La directora del Sindicato de los Profesores del DF (Sinpro-DF), Rosilene Correa, convocó a una asamblea el viernes próximo para decidir si retornar a las escuelas o siguen parados.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas