Nacionales

Mil 234 personas que realizaron cursos técnicos en el Centro de Capacitación y Producción Progresando (CCPP) de Villa Juana se certificaron durante un acto realizado en el auditorio del Club Mauricio Báez, con lo cual asciende a siete mil 220 el número de egresados del centro que opera en coordinación con el proyecto salesiano Aprendices con Don Bosco.

Los egresados recibieron sus certificados de manos de la directora de Progresando con Solidaridad (Prosoli), Altagracia Suriel, quien destacó que el éxito de ese centro muestra el impacto de la sinergia entre el Estado y las Organizaciones No Gubernamentales que impulsa la Vicepresidenta Margarita Cedeño, en la estrategia Alianza contra la Pobreza.

“Aprendices con Don Bosco fue una de las primeras instituciones vinculadas al Progresando de la entonces Primera Dama Margarita Cedeño. Esta alianza con los hijos de Don Bosco, 10 años que sigue produciendo frutos. Seguimos sembrando y cosechando semillas de esperanza y paz para Villa Juana, donde tenemos dos mil 308 hogares beneficiarios de Progresando con Solidaridad”.

Suriel resaltó que en ese CCPP se forman técnicos en belleza, cocina, costura, informática, masaje, mecánica y cursos de habilidades trasversales para la vida y el trabajo. Lo cual también ha sido posible gracias a la alianza con el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (INFOTEP), entidad con la cual Prosoli comparte la misión de promover empleabilidad en los sectores vulnerables.

“Don Bosco decía que la educación se debía orientar a formar honrados ciudadanos. Justamente las capacidades que estamos creando con estas ofertas educativas han rescatado a mujeres de la prostitución, de la violencia; a adolescentes de las calles y del trabajo infantil, fortaleciendo su capacidad de insertarse a la sociedad de forma digna, pero además vivir desde los valores de la honestidad, la responsabilidad y el compromiso consigo mismos”.

En los últimos tres años, con el apoyo del Infotep y Aprendices con Don Bosco, el promedio de técnicos egresados del centro de Villa Juana ha pasado de unos 500 a más de mil 600, con lo que se apoya la revolución educativa que vive la nación.

En nombre de los egresados dio las palabras de agradecimiento la joven Angélica Almánzar Clase, quien manifestó que la capacitación técnica y en valores que ha recibido de Prosoli les ha permitido un cambio de vida y las herramientas para mejorar, alejarse de los vicios, demostrándoles a la vez que sí se puede, ya que son jóvenes con capacidades grandiosas.

En la actividad participaron, el padre Oscar Almonte, de la Parroquia Corazón de Jesús, quien bendijo el acto; también, Tomás Polanco, director ejecutivo de Aprendices con Don Bosco; y el subdirector de Prosoli, Héctor Medina.

En el Distrito Nacional, además del CCPP de Villa Juana, ubicado en la calle Mauricio Báez esquina Juan Erazo, opera el Ensanche Luperón, Santa Bárbara y Cristo Rey.

La iniciativa es parte de la estrategia Capacitando para el Progreso que desarrolla la Vicepresidencia de la República en favor de las familias más necesitadas.

A través de los CCPP se implementan políticas dirigidas al beneficio de las personas más necesitadas, facilitando que se empoderen de capacidades que les permitan mejorar su calidad de vida.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas