Medio Ambiente

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) instaron a los países a mantener actualizados sus marcos normativos nacionales sobre el uso de plaguicidas y publicaron una serie de nuevas directrices sobre legislación y etiquetado.

Señalan que las etiquetas de los pesticidas deben explicar cómo utilizar los productos de forma correcta y lícita, describir los peligros potenciales y las medidas cautelares, y dar instrucciones sobre cómo responder a intoxicaciones o vertidos.

Las nuevas directrices de la FAO y la OMS están dirigidas a las autoridades reguladoras de pesticidas, sobre todo en los países en desarrollo y países con economías en transición, y detallan los elementos de un marco jurídico nacional de plaguicidas válido.

Este llamamiento se produce 30 años después de que la FAO presentara por primera vez el Código Internacional para la Distribución y Uso de Plaguicidas.

En ese sentido, el director de la FAO a cargo del Departamento de Agricultura y Protección del Consumidor, Ren Wang, indicó que a pesar de los avances logrados desde la implementación de ese Código, hace falta mejorar muchas reglas nacionales para adaptarlas al mundo de hoy.

Explicó que en la actualidad se sabe mucho más de las consecuencias a largo plazo que tienen los pesticidas sobre la salud y el medio ambiente, además de que existen nuevos acuerdos internacionales y se reconoce que la mala gestión de esas sustancias puede tener efectos negativos sobre el comercio de productos agrícolas.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas