Internacionales

Bruselas, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, solicitó hoy a Turquía rebajar las tensiones con Moscú, tras el derribo de un bombardero ruso en Siria.

Stoltenberg sugirió al primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, la importancia de aplicar medidas para evitar la repetición de un incidente como el del pasado día 24, cuando un SU-24 fue atacado por un caza turco F-16 y cayó en territorio sirio.

Lo importante es reducir las tensiones, por ello celebro todos los contactos posibles entre Moscú y Ankara, declaró el jefe de la OTAN, después de reunirse aquí con Davutoglu.

Desde Moscú, el Kremlin anunció que no se efectuará ningún encuentro entre los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y Turquía, Recep Tayyip Erdogan, en el marco de la cumbre sobre cambio climático que se inició esta jornada en París.

El gobierno turco envió en un avión a Moscú los restos de Oleg Peshkov, uno de los dos pilotos del SU-24 que se catapultaron tras ser atacados, luego de realizar misiones de combate en Siria contra formaciones terroristas, a pedido de Damasco.

Medios de prensa informaron que Peshkov fue ametrallado mientras descendía en su paracaídas, antes de caer a unos cuatro kilómetros de la frontera siria con Turquía. El otro aviador fue rescatado con vida.

Davutoglu insistió en la conferencia conjunta con Stoltenberg que su país actuó en defensa propia al derribar el bombardero, en el peor incidente entre Rusia y un miembro de la alianza atlántica.

Turquía considera que el avión ruso violó su frontera, aunque existen contradicciones en los informes al respecto, pues, por un lado, se afirma que el SU-24 fue advertido en 10 ocasiones y por el otro, se dice que voló solo durante 17 segundos en cielo turco.

Moscú desmintió en todo momento la supuesta violación del espacio aéreo y afirmó que los registros de los sistema de defensa antiaéreos sirios confirman que el avión nunca voló fuera del Estado levantino.

La aviación de combate turca ataca a la guerrilla kurda en el norte de Siria, sin la anuencia del gobierno de ese país y bombardea posiciones de insurgentes kurdos en el norte de Iraq, así como realiza incursiones de sus tropas con el mismo propósito en ese vecino país.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas