Internacionales

Damasco, (Servicios especiales de Vanguardia de Pueblo) Representantes de 15 países volverán a reunirse en Viena el próximo 12 de noviembre, para discutir una posible salida política al conflicto bélico en Siria, que ya dura más de cuatro años.

Fuentes locales resaltan este domingo el anuncio hecho por el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, de la convocatoria para esta segunda ronda de conversaciones.

Según Steinmeier, la base de esta segunda reunión internacional sobre Siria será el comunicado conjunto adoptado el pasado 30 de octubre, durante el primer encuentro celebrado en la capital austriaca.

Volverán a estar presentes representantes de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE), junto a delegaciones de Irán, Rusia, Estados Unidos, China, Arabia Saudita, Turquía, Francia, Reino Unido, Alemania, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, Iraq, Egipto, Jordania, Omán, y Líbano.

El pasado 2 de noviembre, el viceprimer ministro y canciller sirio, Walid al-Moallem, se reunió en esta capital con Staffan de Mistura, enviado especial del secretario general de la ONU, y efectuaron una revisión detallada del primer encuentro internacional celebrado en Viena.

De Mistura presentó a al-Moallem los resultados de las reuniones celebradas el 29 y 30 de octubre, donde se discutió acerca del futuro de este país árabe.

En esta oportunidad, el canciller sirio resaltó la importancia de muchos de los puntos contenidos en la Declaración de Viena, pero expresó su extrañeza que el documento no incluya la obligación de algunos países de detener el apoyo a las bandas terroristas y aplicar las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU.

Hizo hincapié en la decisión de las autoridades sirias de continuar combatiendo el terrorismo, y destacó la importancia de la ayuda militar brindada por la Federación Rusa, en cooperación con Irán y la milicia de la resistencia libanesa (Hizbolah).

Al-Moallem insistió que cada esfuerzo de lucha contra el terrorismo que no se materialice en coordinación con el gobierno de Damasco, se desvía de la meta a seguir y viola los objetivos de la Carta y los principios de las Naciones Unidas.

El alto dirigente sirio reiteró además, la disposición de Damasco a cooperar con el enviado especial de la ONU y seguir apoyando sus esfuerzos por conseguir un diálogo constructivo entre todas las partes involucradas en el conflicto.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas