Internacionales

Naciones Unidas, 19 nov (PL) La violencia sigue indetenible en los territorios palestinos ocupados por Israel, con saldo de una decena de civiles asesinados y mil 130 heridos en los últimos días, la inmensa mayoría árabes, señaló hoy Naciones Unidas.

Según el reporte semanal sobre Protección a Civiles de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), que cubre del 10 al 16 de noviembre, desde el 1 de octubre, en enfrentamientos, ataques y acciones represivas al menos 85 palestinos perdieron la vida y nueve mil 171 sufrieron lesiones, mientras dos israelíes murieron y ocho resultaron heridos.

Cisjordania, incluyendo Jerusalén Oriental, continúa azotada por la violencia, a partir de choques que tienen su origen en las provocaciones y los obstáculos de acceso impuestos por las tropas ocupantes en sitios sagrados, entre ellos la Mezquita de Al Aqsa, considerada el tercer lugar más sagrado del Islam.

Al igual que en semanas recientes, militares y policías de Tel Aviv abrieron fuego con munición real contra protestantes, ejecutaron redadas y demolieron viviendas palestinas, una práctica que aumenta los desplazamientos forzados.

Del lado árabe, ocurrieron nuevos apuñalamientos contra judíos, ataques que siguieron hoy en Tel Aviv con saldo de dos muertos en un incidente.

Existe consenso en ONU y la comunidad internacional en que la prolongada ocupación y la política de la construcción de asentamientos en la Ribera Occidental son responsables de la situación imperante.

El conflicto palestino-israelí fue una vez más abordado hoy por el Consejo de Seguridad, donde el coordinador especial de Naciones Unidas para el Proceso de Paz en el Medio Oriente, Nickolay Mladenov, presentó un informe.

Mladenov lamentó el clima de violencia y llamó a las partes a ponerle fin y comprometerse con negociaciones que lleven a la mundialmente reclamada solución de los dos estados.

Asimismo, alertó que en los últimos días el epicentro de las hostilidades se trasladó hacia la ciudad de Hebrón.
Al concluir la reunión del Consejo, su presidente en noviembre, el embajador británico Mathew Rycroft, manifestó a la prensa que sus miembros coinciden en convocar a la paz.

El órgano integrado por 15 países es blanco permanente de críticas, porque no acaba de actuar en función del cese de la ocupación israelí, escenario que responde al uso del poder de veto o la amenaza de hacerlo por parte de Estados Unidos.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas