Internacionales

Washington, (Servicios especiales de Vanguardia del Pueblo) El presidente estadounidense Barack Obama condenó las nuevas formas de racismo, xenofobia e intolerancia que se expanden por el país, durante un discurso por el aniversario 150 de la firma de la abolición formal de la esclavitud.

Obama pidió a los estadounidenses «aferrarnos a nuestros valores» y avanzar en el trabajo realizado por los abolicionistas y los líderes del movimiento por los derechos civiles.

Todo lo que se requiere es que nuestra generación esté dispuesta a hacer lo que hicieron nuestros precursores: elevarse por encima del cinismo y el miedo, afirmó el mandatario durante un discurso en el Capitolio.

Obama se sumó así a líderes del órgano legislativo durante una ceremonia que recordó la ratificación de la Decimotercera Enmienda constitucional, el 6 de diciembre de 1865, la cual ilegalizó de manera formal la esclavitud en Estados Unidos.

En este sentido, el jefe de la Casa Blanca se refirió a «las cicatrices del pecado original de la nación» que aún están presentes.

Mencionó las protestas de la comunidad afrodescendiente contra los cada vez más numerosos casos de violencia policial contra esa minoría, así como la propagación de mensajes que inducen al temor contra grupos confesionales como los musulmanes.

El mensaje de Obama respondió así a las ampliamente rechazadas declaraciones del aspirante presidencial republicano Donald Trump, quien el lunes propuso bloquear la entrada de los musulmanes al país, lo que se considera una incitación al odio.

Las exhortaciones del magnate de bienes raíces ocurrieron tras la masacre de la semana pasada en San Bernardino, California, donde resultaron asesinadas 14 personas por la acción de dos extremistas que juraron lealtad al Estado Islámico (EI).

Además de exhortar a una mayor tolerancia y respeto, el gobernante reconoció que aún falta un amplio trayecto por desandar a fin de lograr una mayor equidad social.

El sábado, durante una alocución especial desde la Casa Blanca, Obama argumentó sobre la necesidad de evitar un enfrentamiento con la comunidad musulmana en Estados Unidos.

No podemos volvernos uno contra otros y dejar que esta sea definida como una guerra de Estados Unidos contra el Islam. El EI no representa al Islam, son matones y asesinos, aseguró el mandatario.

últimas Noticias
Noticias Relacionadas